Noticias

Montoro defiende su amnistía fiscal: "Han aflorado 40.000 millones"

Así lo indicó en la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Congreso de los Diputados, donde comparece tras las últimas informaciones sobre la regularización de unos 10 millones de euros que habría realizado el extesorero del PP Luis Bárcenas. En total, 29.0656 personas físicas y 618 personas jurídicas se acogieron a la amnistía fiscal, y Hacienda ha ingresado unos 1.200 millones con el gravamen especial.

El pasado 30 de noviembre acabó el plazo para acogerse al proceso de regularización fiscal. La medida, aprobada por el Gobierno el 30 de marzo, establecía un gravamen especial del 10% para impulsar la declaración de las rentas no declaradas.

El ministro aseguró que "la regularización no encubre el delito cometido", y que ninguna persona con tenga abierto un proceso en vía administrativa, judicial o penal se ve beneficiada por este proceso. "La regularización no es opaca, en contra de lo que estoy oyendo decir; no hay opacidad en ese procedimiento", quiso dejar claro el ministro. Además, señaló que en este proceso sí se identifica al titular de los bienes y derechos regularizados, al contrario que ocurrió con otras amnistías fiscales como las de la etapa socialista.

SOBRES CON DINERO NEGRO

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha tildado de "impertinente" que el PSOE le pregunte si ha recibido sobres con dinero negro, como se acusa de haberlo hecho a algunos responsables del PP de manos del extesorero Luis Bárcenas.

Esas preguntas "son impertinentes en el sentido más completo de la palabra", respondió Montoro, quien además acusó a Saura de "ruin" por su intervención en la Comisión.

El titular de Hacienda recordó que su declaración de la Renta está publicada en la página web del Congreso de los Diputados. El ministro criticó al diputado del PSOE, dijo que "no sabe nada" de lo que habla, "no ha entendido nada; no le interesa entender nada".

Saura pidió además la dimisión de Montoro si se demuestra que Luis Bárcenas se ha acogido a la 'amnistía fiscal', y el ministro le respondió que "usted pida la dimisión que quiera; pero por las causas que ha aducido eso forma parte de la ruindad política, que es en la práctica donde usted está entrando". Además, acusó al diputado socialista de "ensuciar" y "engañar, que es su estilo", y destacó que "no está de acuerdo con nada" de lo que hace el Gobierno.

EXPLICACIONES INSUFICIENTES PARA LA OPOSICIÓN

El portavoz del PSOE en la Comisión, Pedro Saura, acusó al Gobierno de ir "adaptando" la normativa a las exigencias de los presuntos defraudadores, y dijo que duda de esos datos porque cree que el ministro "mezcla" conceptos. En todo caso, dándolos por buenos, aseguró Saura , implica que ese dinero ha tributado apenas a un 3% y no al 10% fijado.

El portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, señaló que la 'amnistía fiscal' ha sido un "fracaso" en cuanto a recaudación, pero un "éxito" en el afloramiento de bases imponibles, algo que el Gobierno debería explicar mejor por el impacto que tendrá en la recaudación de los próximos años.

Desde las filas de La Izquierda Plural, José Luis Centella pidió que se refuerce la lucha contra el fraude para que "aflore el dinero con procesos normales y no con amnistías", y Laia Ortiz acusó al Gobierno de hacer "una ley a medida de muchos señores Bárcenas" y preguntó que "quién se va a acoger a una amnistía si no ha hecho algo reprobable".

Para Álvaro Anchuelo, de UPyD, las cifras del proceso de regularización anunciadas por el ministro "tampoco son como para vender la conciencia fiscal de los ciudadanos", y acusó al Ejecutivo de "levantar la mano" en la amnistía para evitar el fracaso.

Por su parte, el diputado del PNV, Pedro Azpiazu, señaló que "no es justo, equitativo ni presentable" este proceso, y que los "principios éticos" debería estar por encima de las "urgencias recaudatorias". Además, pidió más detalles sobre los resultados de la amnistía.

En este sentido se pronunció Rafael Larreina (Amauir), quien señaló que "hace falta más transarencia y más datos".

Mientras, desde ERC, Alfred Bosch, áfirmó que el PP "tiene un marrón importante", y que "el caso Bárcenas acaba de empezar, es la punta de iceberg", para añadir que no todos los políticos son iguales. "Ha salido Ali baba de la cueva, esperamos ahora que salgan los 40 ladrones", agregó.

Según la diputada del BNG Olaia Fernández, dijo que lo que no se puede entender es que Hacienda no aclare ciertos temas, como qué cuantía procede de actividades ilícitas, cuántas personas investigadas se intentaron acoger a la amnistía o si Bárcenas se beneficio o no de ella.