Noticias

Montoro defiende que los recortes son obligaciones de la UE

El Congreso de los Diputados convalida hoy los últimos ajustes aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy. Un paquete de medidas que. previsiblemente, sólo contará con el respaldo del Partido Popular (PP) y del Pueblo Navarro (UPN). 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido en la Cámara que "el Gobierno está actuando por necesidad y que esa necesidad es la que marca el camino y hace que su ideario quede en la orilla". El ministro ha repetido a lo largo de su discurso que las recomendaciones de la Unión Europea son ahora obligaciones porque España tiene dos grandes problemas: el déficit y la deuda. "Tenemos una formidable deuda externa que nos aplasta, nos condiciona, nos relega y nos hace ser un riesgo dentro de Europa, del euro y del mundo", ha señalado.

Según el ministro, para reducir esa deuda es para lo que el Gobierno ha preparado el paquete de ajustes. Entre esa batería de medidas hay una fundamental, la que tiene que ver con los funcionarios. "Equiparar los regímenes laborales será lo que saque al país de la crisis", ha dicho Montoro. El ministro ha defendido que a los empleados públicos sólo se les ha pedido que trabajen más. "La función pública no se un seguro de vida laboral", ha sentenciado.

Montoro también ha señalado como "imprescindibles" los cambios fiscales. Tanto la subida del IVA como la rebaja en las cotizaciones sociales porque ésta última "creará empleo". Sobre los cambios en la seguridad social, el empleo y la dependencia, ha dicho que están pensados para garantizar esos servicios. El ministro ha insitido en la idea de que "lo que no se puede pagar, hay que quitarlo".

Según el secretario general del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, "esto es una autentica escabechina en nuestro sistema de desempleo". "Coja un avión a Bruselas y diga que los recortes son una barbaridad", ha afirmado. Rubalcaba también ha criticado la ausencia de Mariano Rajoy en el hemiciclo.

El decreto incluye un bloque de medidas inicial, con el que el Gobierno busca ahorrar 56.400 millones de euros en dos años. El objetivo es cumplir lo prometido a la Unión Europea de reducir el déficit hasta un 2,8% en 2014. 

Por otro lado, la cámara baja también va a dar luz verde hoy al mecanismo de liquidez autonómica, que va a destinar 18.000 millones para que las comunidades puedan hacer frente a sus vencimientos de deuda.