Noticias

Moody's pone el foco en Endesa ante los problemas de su matriz italiana

Moody's ha decidido mantener en 'A3' (tercera nota dentro de la calidad buena) el 'rating' de Endesa después de recortar la calificación de Enel como parte de una revisión a la baja de la calidad crediticia de la banca italiana y de varias compañías del país.

La decisión de Moody's supone situar en el mismo escalafón el 'rating' de Endesa que el de Enel, que ha sufrido una rebaja desde 'A2' (nota medida dentro de la calidad buena) a 'A3'. Junto a esto, la agencia ha situado en perspectiva negativa el 'rating' de la eléctrica española.

La decisión acerca del mantenimiento de la nota a largo plazo afecta tanto a Endesa como a varias de sus filiales, mientras que en la calidad crediticia a corto plazo Moody's ha decidido confirmar el 'rating' de 'P2' (calidad buena) tanto de la compañía como de la filial International Endesa.

Al igualar los 'rating' de Endesa y Enel, Moody's adopta una decisión similar a la anunciada hace varios días por Standard & Poor's, que decidió elevar de 'BBB+' a 'A-' (de calidad aceptable a calidad buena) la nota de la eléctrica española con el objetivo de situarla en el mismo nivel que la de su matriz.

La agencia consideró que Endesa y Enel tienen un perfil crediticio parecido y que la primera se ha convertido en uno de los pilares estratégicos de la segunda, al procurar cerca del 40% de todo su Ebitda. Además, la crisis ha hecho que el respaldo del Gobierno italiano que se le presume a Enel sea menor.