Noticias

Morningstar: "creemos que hay posibilidades de que Europa entre próximamente en recesión"

En la cumbre de ayer en Bruselas se lograba finalmente un acuerdo para recapitalizar la banca, establecer una quita de la deuda griega del 50% y también para aumentar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera hasta el billón de euros.

Fernando Luque no cree que esta cumbre suponga una solución para sacar a Europa de la crisis, pero destaca varios puntos positivos en la misma. En primer lugar, el hecho de que los líderes de la zona Euro y los acreedores privados hayan llegado a acuerdos ya es un aspecto positivo en sí mismo para este experto. Y es que Luque destaca que hace apenas unos días muchos dudaban que se pudieran alcanzar acuerdos de este calado. Ahí es donde explica el editor de Morningstar el gran rally alcista de esta sesión en las bolsas europeas.

El segundo de esos puntos positivos que cita Luque radica en el reconocimiento oficial de algo que ya llevaba un tiempo descontándose en los mercados: Grecia no va a pagar toda su deuda. Por otro lado, también considera positivo que se hable abiertamente de que el sector bancario necesita una recapitalización, y por último, Fernando Luque destaca “el fuerte apuntalamiento” que se ha realizado sobre la moneda única.

Pese a todos estos aspectos positivos de lo que se trató ayer en Bruselas, Fernando Luque destaca que no se ha resuelto todavía el que considera el “origen de los problemas”, la falta de crecimiento. Tal y como están las cosas, el experto señala que aún no se va a salir de este “círculo vicioso” en el que se encuentra la economía, de escaso crecimiento y falta de crédito a las empresas. Aún con todo, reconoce que la reestructuración de la banca es el primer paso para comenzar a resolver el problema.

El editor de Morningstar no apoyaría una hipotética bajada de tipos de interés como medida para ayudar a salir de la crisis, pues no cree resuelva la problemática de crecimiento y creación de empleo. Tampoco el desapalancamiento, algo que a su juicio no se resolverá tampoco en próximas cumbres, sino que harán falta varios años.