Noticias

N+1: “Es tiempo para que los mejores se conviertan en los ganadores”

La socia directora de desarrollo corporativo de N+1, Patricia Pascual Ramsay, ha admitido en su entrevista para los micrófonos de Gestiona Radio que la salida al exterior es una vía buena para las compañías que tienen el músculo financiero necesario para poder crecer”. Lo bueno de esta salida, ha continuado, es que “o bien esos mercados internacionales pueden ofrecer mas crecimiento del que está ofreciendo el mercado español, o porque en otros mercados las empresas pueden encontrar otras oportunidades de adquisición que encajan muy bien con ellas y con su estrategia”.

Ramsay ha encontrado en países como Turquía, Latinoamérica o Brasil las mejores áreas para establecer una empresa: “Estamos establecidos allí porque son mercados emergentes y naturales para las compañías españolas y donde pueden obtener crecimiento”. Sin embargo, no ha descartado a Europa como otro posible mercado: “Hay alternativas en Europa para empresas que buscan competitividad o ese nicho que a lo mejor les falta para convertirse en compañías con músculo internacional y mucho más competitivas”. “En el mercado español también hay oportunidades. Desde el punto de vista de la situación actual del mercado, España es una mercado que ahora mismo está ofreciendo unas valoraciones atractivas a empresas que tienen capacidad de adquisición”, ha añadido. La directiva ha señalado que los tiempos de crisis son buenos momentos para dedicarse a la búsqueda de sinergias y de optimización, para que cuando vengan mercados mejores, estar más preparados”

En cuanto a la financiación de las empresas, la ejecutiva ha reconocido que “no es una situación ideal para hacer esas adquisiciones solo con financiación bancaria”. Por eso, ha indicado que “ahora es un momento ideal para ser creativos, para buscar otro tipo de financiaciones alternativas o para hacer operaciones en acciones que no requieran la financiación”. Para poder llevar a cabo todo esto, Ramsay es de la opinión de que “podrá haber un cambio en esa búsqueda de financiación hacia otras fuentes que no son la bancaria y que cada vez más vendrá del mercado de capitales o de instituciones privadas que presten el dinero”. El problema de la empresa española lo encuentra en que “hay muchas empresas pequeñas y medianas que, en comparación con las de otros países, son muchos mas pequeñas”. Además, estas situaciones tan complicadas “llevan a que las compañías que saben hacer sus productos o prestar sus servicios bien, se beneficien de esa situación porque les permite crecer y optimizar su operativa, y que aquellas que no están bien posicionadas lo tengan más difícil para sobrevivir. Es tiempo para que los mejores se conviertan en los ganadores”, ha agregado. Por eso, ha querido apuntar, “es un buen momento para que esas empresas españolas se consoliden para tener una mejor posición competitiva frente a otros mercados

Ante esta situación empresarial, la empresaria ha subrayado la labor de su compañía, N+1: “Llevamos 4 años dedicando mucho tiempo a ayudar a las compañías en sus procesos de refinanciación y reestructuración financiera. Hay muchas empresas españolas que lo han conseguido y ahora están mejor situadas”. No obstante, Ramsay ha propuesto nuevas ayudas que serían beneficiosas en la internacionalización de las empresas: “Todo lo que ayude a la empresa española a mejorar su posición competitiva en mercados internacionales no sólo a través de incentivos fiscales sino también mediante ayudas para la investigación, para el desarrollo o para mejorar su posición competitiva, serían bienvenidas. Pero no sé si ahora nos lo podríamos permitir”.