Noticias

“Se necesitaba desde hace tiempo un nuevo Quantitative Easing”

El QE3 se pone en marcha apenas una semana después de que Mario Draghi, presidente del BCE, hiciera público el nuevo programa de compra de bonos soberanos de países miembros del Euro con problemas de financiación. Ahora, el testigo lo recoge Ben Bernanke, en un intento de dar aire al estancado problema de desempleo en el país y de impulsar, en definitiva, la actividad económica. “Quizás la decisión del BCE le ha dado pie a Bernanke para poner el plan en marcha, pero todos apuntábamos a que éste se necesitaba ya hace tiempo”, señala Ortega.

Repunte de la confianza del consumidor estadounidense en septiembre

Varias son las referencias macroeconómicas que se han conocido a lo largo de esta jornada de viernes en Estados Unidos. Por un lado, las ventas minoristas han repuntado en agosto un 0,9%, una décima por encima de lo previsto. En cuanto a la producción industrial, ésta ha descendido en el país durante el mes de agosto un 1,2%, a pesar de que los analistas esperaban que el dato no mostrara variaciones con respecto a julio. El IPC estadounidense, mientras tanto, se ha situado el mes pasado en el 1,7% interanual, tres décimas por encima de lo que marcaba el indicador en julio.
El cuarto de esos datos macro de la jornada en la mayor economía del mundo es, según Alexis Ortega, el más positivo y esperanzador. Se trata del índice de confianza del consumidor, elaborado por la Universidad de Michigan. En septiembre, el indicador ha repuntado de 74,3 hasta 79,2 puntos. “Los indicadores parciales estaban avisando de que se produciría un aumento de la confianza de los consumidores. Hemos vuelto a niveles de mayo de este año”, explica Ortega. Aún con este intento decidido de abandonar el nivel de 75 puntos, que refleja claramente un escenario recesivo, el experto reconoce que falta mucho todavía para que el índice de la Universidad de Michigan se eleve hasta la media histórica de 86 puntos.