Noticias

Las negociaciones para evitar el precipicio fiscal siguen estancadas

Mientras la Casa Blanca quiere subir los impuestos a los hogares que ingresan más de 250.000 dólares, por su parte los republicanos insisten en que esa subida no se puede llevar a cabo, porque dañará a los pequeños comercios. A su juicio, el principal problema es el gasto del Estado, algo que, dicen, el presidente norteamericano Barack Obama no está dipuesto a aceptar.

Ante esta situación, que aleja cada vez más la solución del 'fiscal cliff', la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, ha señalado que supone un riesgo para la región de América Latina.