Noticias

Ni ahora, ni en muchos años creceremos al 2%

Santiago Niño Becerra, catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramon Llul de Barcelona se ha mostrado didáctico y práctico en cuanto a su visión sobre la reforma laboral aprobada por el Gobierno. Ha comenzado preguntándose ¿Cuál será el objetivo de esta reforma? Ha recordado que en la primera fase de esta reforma, comenzada con el ministro socialista, Celestino Corbacho "se queria reducir la temporalidad, ahora hablamos de la negociación colectiva, de abaratar el despido" y augura además, que vendrá una quinta fase que "no logrará estimular el empleo" ya que se optará por la "reduccion de las cuotas empresariales a la Seguridad Social".

Ha proseguido Niño Becerra que para él, una reforma laboral "tendría que estar orientada a fomentar la contratación y esto va a ser inútil" pero no se ha quedado ahí, ha ido más allá al afirmar rotundamente que "para crear empleo hay que crecer al menos al 2% y España ni en sueños está creciendo ni  va a crecer en muchos años". La consecuencia de esta situación, ha dicho el catedrático, es que esta reforma "va a estar orientada a la reduccion de costes laborales y esto es cavar más hondo la fosa, dejándonos una España con salarios más bajos".

¿Una reforma laboral con futuro?

Una reforma laboral de gran calado y extremadamente "agresiva" es lo que comentaba entre bambalinas ayer el ministro de Economía, Luís de Guindos en su reunión europea. La reforma ya está aquí, es un hecho que se ha acometido a través de decreto Ley, una reforma laboral muy esperada aunque cree se ha mostrado Niño Becerra reticente con algunos puntos de la misma.  Ha dicho que "una empresa contrata trabajadores cuando lo necesita, lo que no se puede es crear demanda de trabajo por ley, al menos en democracia no se puede hacer". Un cóctel que ha ido armando el catedrático, España no va a crear empleo si no hay crecimiento pero ha dicho que el problema no es tanto el mercado de trabajo sino "el cáncer que tiene la economía española, ese cáncer contamina al mercado laboral. El desempleo con reforma o sin ella no va a reducirse, en España y en todas partes, el paro no va a bajar".

El sistema económico financiero español está agotado

Niño Becerra no tiene una bola de cristal, pero si se ha atrevido hacer sus propias apuestas en relación al nuevo escenario hacia el que caminamos. "Hay varios estudios que dicen que a lo que vamos es a un paro estructural muy alto, es decir, desempleo inabsorbible en el que habrá excedimiento de población activa".  El catedrático de Estructura Ecnómica ha estado acompañado por el economista andaluz, Jaime Loring que ha compartido la opinión de que las consecuencias de los problemas económicos de España son "de escala mundial, aunque aun demasiado pronto para juzgar al nuevo Ejecutivo porque la recesión va a continuar este año".

Estos datos de carácter mundial se concretan en España y "se apunta que el escenario después de la crisis la tasa de desempleo estrutural será de entre el 14% y el 16%" ha recalcado el catedrático catalán las palabras después de la crísis, porque este año se augura de gran dureza económica. "Cuatro leyes escritas en unos cuantos folios no pueden dar la vuelta a este panorama, pero lo más grave es que los politicos, sean del color que sean, nos vendan esta idea de que cambiando cuatro leyes se va a poder cambiar la tasa de desempleo".

Si la solución pasa por aumentar el crecimiento económico de nuestro país, Niño Becerra señala de lleno al problema que para él es el sistema económico y financiero actual pues "se ha crecido a golpe de deuda, hemos llegado a tener 4 billones de deuda, entre la pública y la privada, hemos agotado nuestra capacidad de endeudamiento". En consecuencia, "crecer más va a ser imposible, vamos a un nuevo sistema en el que se crecerá menos, con una productividad más alta, una inversión más intensa y eficiente y a un nivel de paro estructural alto".