Noticias

“No nos da miedo la renta fija corporativa de España o Italia”

Cartesio es una gestora de fondos independiente que maneja en la actualidad unos 310 millones de euros. Lo hace con dos premisas principales: la atención puesta únicamente en sus dos fondos propios y un “alineamiento máximo” de intereses con el partícipe, a través del cual cobra tan solo comisiones de gestión ligadas al buen resultado de sus productos y con unos costes fijos “muy bajos”.

Para los inversores con un carácter más conservador, la firma propone su fondo “Cartesio X”. Un producto que busca dar a sus clientes un retorno anual de entre el 5 y el 6%, con una volatilidad reducida y el mínimo riesgo posible. “Lleva desde marzo de 2004 con una rentabilidad absoluta del 60% y una volatilidad bajísima, prácticamente en niveles similares a una deuda de Estado. Ha tenido un resultado muy bueno con poco riesgo para el inversor”, explica Cayetano Cornet. A esa cuota de bonos corporativos de compañías principalmente italianas y españolas -Telefónica, Santander, BBVA y similares-, Cartesio incluye en su fondo X un 15% de renta variable y un 25% adicional en depósitos bancarios de grandes entidades.

Preguntado por el aparente riesgo de invertir en compañías de la periferia europea, Cornet asegura que la diversificación geográfica de estas grandes firmas minimiza el riesgo. “La mayoría de su beneficio llega de fuera de España, estamos convencidos de que van a cumplir siempre sus obligaciones de pago con los bonistas”, sentencia Cornet.