Noticias

No habrá gran pacto contra la crisis

Así lo indicaron los líderes sindicales tras reunirse en Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado, respectivamente.

El líder de CCOO manifestó que el presidente del Gobierno "considera poco probable" el arranque de un gran pacto de "consenso de país". "En fin, nosotros hemos hecho el esfuerzo, un esfuerzo sincero de desprendimiento de posiciones maximalistas", explicó Toxo, quien apuntó que los sindicatos han entregado un documento al líder del Ejecutivo con propuestas para un "gran consenso".

Toxo reconoció que, aunque la reunión no traerá avances importantes, "no se ha perdido el tiempo" porque supone la recuperación del diálogo social". "Merece la pena seguir hablando", aseveró Toxo.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, apuntó que lo que los sindicatos piden no es un Pacto de Estado "a la vieja usanza", pero la "crisis de empleo está pidiendo a gritos un consenso laboral".

"Esta reunión se ha celebrado con un retraso de 16 meses, porque es la primera vez que tenemos la oportunidad de reunirnos en una reunión pública con el presidente del Gobierno", apuntó Méndez. No obstante, el líder de UGT sí reconoció que de la reunión mantenida esta mañana "se puede establecer una cierta expectativa" para los próximos meses.

"MÁS EUROPA"

En su documento, los sindicatos consideran que la Unión Europea tiene un problema de arquitectura económica, política y social que la crisis ha puesto de manifiesto.

Por ello, proponen una "profunda" revisión de los tratados y el papel de instituciones como el BCE, el Banco Europeo de Inversión, el Consejo Europeo y el propio Parlamento Europeo. "Se trata de articular una serie de medidas para favorecer el crecimiento del empleo, garantizar la protección social y estimular un modelo de desarrollo más sano y sostenible", señala el documento de los sindicatos.

En este sentido, explican que es preciso "más Europa, pero una Europa distinta", en la que se avance en la lucha contra el fraude o en la que se corrija el "excesivo" tipo de cambio del euro.

En cuanto a medidas concretas, los sindicatos consideran que es indispensable incrementar los ingresos públicos mediante la articulación de algunas figuras tributarias, como la revisión del sistema de módulos, un replanteamiento de las Sicav o la creación de un impuesto sobre transacciones financieras.

Igualmente, los sindicatos proponen que el Gobierno estudie la posibilidad de disponer de una mayor parte del crédito de hasta 100.000 millones de euros (hasta el momento sólo se han utilizado 40.000 millones), "pero sin introducir cambios en las condiciones".