Noticias

Obama preparado para la reelección

El discurso de la primera dama destacaba las virtudes de su esposo y solicitaba de forma directa el voto de los ciudadanos el próximo 6 de noviembre, para que Barack Obama pueda concluir la tarea iniciada en el 2009. "El cambio es difícil, y el cambio es lento, y nunca ocurre de repente", dijo la primera dama.

En el plano político, Michell Obama, quien dicen que tiene más popularidad que su esposo,recordó que el presidente de Estados Unidos aprobó el rescate de la industria del automóvil tras la crisis y "se negó a escuchar a quienes le decían que dejara la reforma sanitaria para otro día". En su discurso destacaba los orígenes de Barack Obama y las políticas que ha llevado a cabo,con lo que dibujaba un aspecto del todavía presidente de Estados Unidos muy diferente a la de su opositor republicano Mitt Romney y las políticas que promueve.  Obama "nunca ha olvidado cómo empezó" y sus orígenes humildes, y cuando se trata de la reconstrucción de la economía, de la salud o de la educación, piensa en sus valores y en dar a todas las personas "las mismas oportunidades" que lo ayudaron a él a tener éxito.

En la convención que abría el pasado martes, los 6.000 delegados han aprobado una plataforma no vinculante con las apuestas electorales del partido para los próximos cuatro años: el respaldo al matrimonio homosexual, el compromiso con una reforma migratoria y promover más libertad en Cuba y Venezuela.

OBAMA AL DETALLE

El Estado donde ha tenido lugar la convención, Carolina del Norte, es para Rafael Rubio, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y asesor de la campaña electoral de McCain en 2008, una "estrategia lógica" porque es un territorio clave que marcará la balanza, ya que los resultados de las elecciones estadounidenses dependen de siete estados para el experto.

Rubio asegura que los candidatos ya han definido su programa y Obama "juega" a presentarse como un presidente "carismático", que genera ilusión y venderá su personalidad frente a la de Romney que es más "gris", junto al hecho de ser "millonario y haber tenido problemas fiscales". Cuenta con las desventajas de que Estados Unidos está peor que hace cuatro años, una baza que puede aprovechar su opositor republicano.

Considera que el lema "Yes, we can" puede pasarle factura porque fue presentado como una solución y una alternativa, con carácter revolucionado, se ha ido disolviendo. "El pueblo norteamericano es muy pragmático y quiere resultados, por lo que puede volversele en su contra", advierte.

Rubio está convencido de que quien sea capaz de ilusionar más o movilizar más será el próximo presidente de Estados Unidos. Ganar las elecciones de EEUU es "juntar muchos pocos", advierte.

Respecto a la repercusión que tendrán las elecciones norteamericanas en el Viejo Continente, Rafael Rubio, cree que la política hacia Europa "no variará mucho" independientemente de quien ocupe la Casa Blanca.