Noticias

Omega IGF: "El BCE ya ha pasado a tener un papel activo en la solución de la crisis"

El modo de actuar del BCE podría considerarse, según José Manuel Pazos, socio director general de Omega IGF, como de más aseada y "permite no atacar los estatutos del BCE", pero el efecto es el mismo que perseguido por la FED o el Banco de Inglaterra. "En estos momentos el organismo presidido por Mario Draghi ya ha pasado a tener un papel activo en los mercados al darles liquidez", señala, con un objetivo que pasa por poner una red muy firme por debajo del sistema financiero europeo, el que mayores riesgos tiene ahora.
 
Respecto a la subasta del BCE de esta semana a tres años al 1 por ciento, señala que Alemania ha dado un claro paso atrás en la última Cumbre de Bruselas. Una vez que se ha quitado el concepto de riesgo de la deuda soberana, el gran riesgo está en la situación de las entidades financieras, que están cargados de deuda y cuentan con unas necesidades importantes de renovación en 2012. En ese sentido, cree que la subasta del BCE de esta semana tiende una red de seguridad bajo las entidades del Viejo Continente. Un escudo para garantizar que no exista ningún factor problemático del estilo Lehmann Brothers, que pueda alterar la agenda de reformas que buscan promover el crecimiento.
 
El experto cree que el discurso en Europa ha cambiado, y se ha modificado más en el fondo que en la forma. Desde su punto de vista, el mensaje actual es distinto al de la Cumbre Europea de noviembre. Pazos considera que este modelo es transitorio, no repetible ni sostenible en el tiempo. Argumenta que el sistema financiero tiene que financiarse a corto a prestar a largo plazo, y el modelo actual es simplemente "lo contrario". Un modelo que, según sus palabras, sirve para tender "de momento" un puente a una situación en el viejo continente que se antojaba "muy difícil".