Noticias

Ontiveros: “No es bueno poner todos los huevos en la misma cesta, sobre todo si esa cesta corre el riesgo de romperse”

Emilio Ontiveros ha hablado de su libro “Una nueva época: los grandes retos del siglo XXI” para los micrófonos de Gestiona Radio, en el que plantea la crisis desde los factores que la han causado: “La crisis es el resultado del desequilibrio financiero entre diferentes actores de la escena global y de una práctica generalizada de mala gestión de riesgos, pensando que la suerte de bonanza y de afluencia de liquidez ilimitada iba a durar de por vida”.

El fundador de Analistas Financieros Internacionales ha identificado los dos problemas primordiales que aquejan actualmente a los países de todo el mundo: “Las principales responsabilidades de los procesos de endeudamiento están en el sector privado, pero no sólo nuestros males son las acumulaciones de deuda sino la financiación que se está haciendo con ella, concentrada en un sólo sector: la construcción residencial”. “El principio básico de las finanzas nos dice que no es bueno poner todos los huevos en la misma cesta, sobre todo si esa cesta corre el riesgo de romperse”, ha añadido. Ontiveros ha señalado que “las deudas se pagan más cómodamente cuando se siguen generando rentas y cuando se tiene un flujo de crecimiento económico suficiente que permite atender el servicio de esa deuda”. No obstante, ha reconocido que en Europa y en España “tratamos de atender unos servicios de deuda pública y privada elevados en un contexto de bajo, nulo o crecimiento negativo, en el caso español. Esto no hace otra cosa que deprimir aun más los principios económicos”.

El directivo ha establecido a Alemania como “líder en la Eurozona para conducir la gestión y superación de la crisis, puesto que está poniendo las pautas terapéuticas para superar el exceso de endeudamiento”. Sin embargo, considera que “a día de hoy, no han dado el resultado previsto” y que “el liderazgo en políticas económicas ejercida en la Eurozona no es el adecuado”. Ontiveros ha afirmado que las terapias aplicadas en Estados Unidos son mejores, pero que “el crecimiento de la economía mundial reside en las economías emergentes como China, Rusia, Brasil o África del Sur, porque están contribuyendo en mayor medida que los países avanzados”. También ha querido destacar la importancia actual de China y que, según sus propios pronósticos, puede ser mayor dentro de unos años: “China, al ritmo que lleva de crecimiento del 7%, va a superar a los Estados Unidos antes del 2030”.

La distribución de alimentos y de agua continuará siendo complicada. Ontiveros cree que “todavía en algunos países se da una distribución prácticamente sin precio, lo que hace que a veces se malgaste”. La solución a este problema lo encuentra en “hacer una utilización inteligente y sostenible de agua y recursos energéticos, como los agrícolas o los industriales”. El presidente de Analistas Financieros Internacionales ha descrito los dos fenómenos paralelos que, según él, se están dando actualmente: “La distancia en término de distribución ente países ricos y menos ricos se ha estrechado en los últimos años, pero dentro de las economías de esos países, la distribución en el seno de la población se ha hecho más regresiva y más injusta. Por eso suelo decir que una buena distribución es más rentable”. El ejecutivo ha ratificado que el papel de los organismos internacionales tiene que ser el de vigilar que el crecimiento de la economía es compatible con el respeto de los derechos sociales y del medio ambiente, además del de procurar que esa distribución de la renta y de la riqueza no es regresiva”.