Noticias

Las palabras de Draghi impulsan a los mercados

Desde el punto de vista macroeconómico hemos conocido datos de signo mixto. Por un lado, los pedidos de bienes duraderos en EE.UU. aumentaron en junio  (1,6 % vs 0,3%est ) como resultado de una demanda mayor de aviones y equipos militares. Su anterior estimación fue corregida al alza situándose en el 1,6%. Sin embargo, descontando los  equipos de transporte, éstos retrocedieron (-1,1% vs +0,1% est), siendo también su anterior estimación modificada (0,8% vs 0,4% reportada anteriormente). Tampoco eran satisfactorios las cifras que nos llegaban del mercado inmobiliario de EE.UU, en donde las ventas de viviendas pendientes sorprendían al mercado negativamente en el mes de junio (-1,4% vs +0,3% est). Su anterior lectura de 5,9% fue revisada hasta 5,4%.

Una de las citas más importantes de la jornada ha sido la subasta de Italia, en donde el Tesoro logró el máximo previsto adjudicando 2.500 Mn€ en bonos a 2 años a un interés de 4,86% frente al 4,712% que pago en su última emisión.

La mayor  sorpresa de la jornada fue el anunció del presidente del BCE, Mario Draghi, en donde ha reconocido que está dispuesto a hacer todo lo que haga falta para preservar el euro. Aunque no se ha especificado que tipo de medidas se podría implementar, los índices reaccionaban positivamente  saliendo  de la atonía de las primeras horas de la sesión, y cerrando con fuertes revalorizaciones.

El Eurostoxx-50 ha subido un 4,26%, siendo los bancos, especialmente los españoles, franceses e italianos los que han provocado esta importante subida. Dentro del índice, sólo dos valores han cerrado con pérdidas. Uno era Volkswagen (-0,07%) que ha presentado unos resultados aceptables pero que muestran una desaceleración en el ritmo de crecimiento que venía mostrando en los últimos trimestres. El otro ha sido Siemens que ha perdido un -1,19% al presentar un beneficio neto por debajo de las estimaciones y admitir que le será difícil cumplir el objetivo de beneficio para el conjunto del año 2012

El selectivo ha sido el índice más destacado un día más anotándose una subida del 6,06%, lo que ha supuesto la mayor revalorización desde mayo de 2010. También la prima de riesgo se ha relajado terminando la sesión en 560 puntos con la rentabilidad del bono a 10 años por debajo del 7%

Dentro del Ibex 35, el sector financiero ha sido el más destacado ya que ha subido un +10,20%. Los valores más destacados eran  Mapfre (+14,13%), Bankinter(13,19%) o BBVA (+10,67%). También Santander (+10,67%), que ha presentado un beneficio atribuido que se ha visto reducido en un 51% respecto al del primer semestre del año anterior, pero el mercado ha premiado la menor exposición del banco al sector inmobiliario.

Otro valor destacable es Telefónica, que si bien comenzaba la sesión con importantes pérdidas, ha acabado cerrando con una revalorización del 3,35%, tras la decisión de la compañía de suspender temporalmente el reparto de dividendo.