Noticias

Según los papeles: ¿Quién cobró qué?

Los supuestos originales entregados por Luis Bárcenas al juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional recogen el pago de sobresueldos a Mariano Rajoy, que en el cuaderno de Bárcenas se recoge bajo las siglas M.R. Según muestra la contabilidad, M.R. recibió ingresos por valor de 15,4 millones de pesetas durante dicho entre los años 1997-99, además de su correspondiente sueldo como miembro del Ejecutivo.

Llama la atención que en la supuesta contabilidad B no se registran pagos irregulares al, por entonces, presidente del Gobierno, José María Aznar, a pesar de haber sido el presidente del partido y el director del gabinete supuestamente implicado en la trama de conros en dinero negro surgida de la Audiencia Nacional.

Otros miembros del gabinete del primer Ejecutivo Aznar que se dejan ver en la supuesta contabilidad B del extesorero son:  Rodrigo Rato, Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas o Jaime Mayor Oreja, todos ellos también habrían recibido supuestos cobros en dinero B.

Por un lado, y según lo publicado, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato, habría percibido cantidades similares a las retribuidas al hoy presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En el caso del actual eurodiputado popular figuran retribuciones de 7 millones en 1997 y de 4,2 en 1998. Algo más podría haber cobrado el exdirector de Caja Madrid, cuyo nombre aparece junto a los pagos de dos cantidades: de 7,56 y 4,56 millones de pesetas.

 

En los 'papeles' que habría admitido y entregado ante el juez el propio Luis Bárcenas este lunes, se recogen pagos a Javier Arenas: Por entonces ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, figura como beneficiario del cobro de 2,8 millones de pesetas en 1997.

 

Por último, otro de los implicados – según la documentación entregada a Ruz – es Francisco Álvarez-Cascos. El actual líder de Foro Asturias aparece en los supuestos originales del cuaderno de Bárcenas. Álvarez-Cascos podría haber sido el mayor de los beneficiarios, y podría hacer cobrado 11 millones de pesetas en 1997, otros 3 millones al año siguiente y casi 10 millones en 1999.