Noticias

Los parados que vivan con sus padres o no busquen empleo no cobrarán nada

Comienza a florecer la letra pequeña de la reforma del plan Prepara. La vicepresidenta del Gobierno ha desvelado que aquellos desempleados que vivan con sus padres o no busquen empleo, perderán la ayuda íntegra de los 400 euros.

Todo, para compensar el incremento anunciado ayer por la ministra de Empelo, Fátima Báñez, y por el que los parados sin prestación con más de dos miembros a su cargo, pasarán a cobrar 450 euros.

Más puntos se incluyen en lo anunciado hoy por Soraya Sáenz de Santamaría, habrá personas que no puedan acceder a la ayuda en función del patrimonio que posean, y, por último, tendrán que demostrar que están buscando empleo de manera activa.

Por último, la portavoz del Ejecutivo ha asegurado que no habrá sobrecoste en esta prórroga, a pesar de la subida la prestación, ya que – según ha explicado – se va a "reorganizar" el programa, de forma que se "definan bien" las situaciones de necesidad de los demás colectivos, así como el "circuito" que tienen de otras posibles ayudas.