Noticias

El Parlamento griego vota su presupuesto antidéficit

Grecia se enfrenta en el Parlamento a la votación del presupuesto antidéficit.

Para 2012, el presupuesto será muy recortado debido a las exigencias de ahorro de la UE y el FMI. Las autoridades europeas tratan de reducir el complicado déficit de Atenas.

Así las cosas, el Gobierno de unidad nacional con Lukas Papademos al frente, votará este miércoles en el Congreso el presupuesto del año que viene y no se esperan sorpresas porque cuenta con una amplia mayoría.

El presupuesto para el 2012 tiene como objetivo principal lograr un superávit primario del 1,1% que, tras el pago de deuda e intereses, llevará a un déficit del 5,5% del PIB, frente al 9% que se espera para 2011.

Para conseguirlo el pueblo griego tendrá que asumir de nuevo más recortes: el gasto público se recortará en 5.000 millones de euros mediante la reducción de los salarios públicos, las pensiones y el presupuesto de Educación.

Será un 60% más bajo, entre otras partidas que serán disminuidas. En cambio, crecerán las destinadas a armamento militar e Interior. Además los ingresos del Estado aumentarán un 7,1% mediante la aplicación de nuevos impuestos indirectos y una mayor tasación directa, que se centrará en los particulares. Sin embargo la presión fiscal a las empresas disminuirá.

COMPARECENCIA DE PAPADEMOS

El primer ministro Papademos comparecerá antes de la votación que está prevista para esta medianoche.

Se espera que se desengrase el lento proceso que lleva a cabo Grecia para cumplir con los deberes marcados por Bruselas, porque precisamente la directora gerente del Fondo Monetario Internacional Christine Lagarde, se ha quejado del programa económico de Antenas.

Asegura que está en una "fase complicada" debido a la lentitud con la que están avanzando las medidas de reforma y la debilidad de su economía.

LOS GRIEGOS QUIEREN PERMANECER EN EL EURO

Aunque los ciudadanos griegos tendrán que apretarse el cinturón y prevén un empeoramiento de la situación económica en el 2012, con los recortes que vendrán de la mano del Gobierno para reducir el déficit quieren permanecer en la zona euro.

El interés de permanecer dentro de la moneda común por parte  de la ciudadanía helena se ha conocido gracias a la encuesta de GPO, realizado para Mega TV.

Los datos publicados revelan que  el 76,7% de los consultados quiere permanecer en el euro.

El sondeo destaca que a pesar del interés de pertenecer al euro, el 88% de los griegos consultados dijo que había sufrido un descenso de sus ingresos este año por la introducción de más impuestos para tapar agujeros en el presupuesto, y el 80,7% prevé un empeoramiento de las condiciones fiscales el próximo año.