Noticias

Piqué: "Por primera vez la reforma financiera va en la buena dirección"

Para Josep Piqué, presidente de la Asociación para la Búsqueda de la Excelencia, ABE y actual presidente de la compañía aérea Vueling, la reforma de saneamiento de nuestro sector financiero va en la buena dirección: “ya hemos probado bastante cosas antes de llegar a este punto: un proceso de concentración que resultó insuficiente; también se intentó que el saneamiento se produjera contra los balances de las cuentas de resultados de las empresas afectadas, algo que tampoco funcionó. Y finalmente, se ha tenido que nacionalizar y recapitalizar a las entidades con problemas”. Todo ello, dice Piqué, con el objetivo de conseguir un sistema financiero realmente sano.

Y es que, a su juicio, el crédito no va a volver si nuestro sistema financiero no está sano. “Ahora, tenemos un sistema financiero inverso al que la economía le asigna: no financia la actividad económica sino que está drenando recursos del sistema”. Por ello, se ha mostrado convencido en que el crédito no volverá hasta que se produzca un saneamiento completo de nuestras entidades.  Lo que el ex ministro no ha visto claro es la posibilidad de obligar a los bancos a conceder créditos: “en una economía de mercado, obligar es una palabra demasiado fuerte”. Lo que sí que habría que hacer, dice Piqué, es instrumentar mecanismos para que la banca pueda tener más fácil otorgar créditos. “No obstante, precisamente uno de los problemas de la banca ha sido que ha concedido créditos con excesiva alegría en el pasado”, ha recordado.

Falta de valores

Ante toda esta situación, el actual presidente de Vueling ha dicho que si bien sería injusto pensar que todo el sistema financiero se ha olvidado de los valores con los que nació, “también es cierto que todos tenemos ejemplos en la cabeza de comportamientos que han olvidado la importancia de decir la verdad a los clientes, de ser honrados a la hora de administrar recursos ajenos o de atender a la rentabilidad de las empresas y no a motivos políticos”. “El sector financiero es uno de los que tiene que hacer una reflexión más profunda”, ha sentenciado Josep Piqué. Una situación que, dice, le ha hecho perder parte de su prestigio y que le será muy difícil recuperar. “Se ha instalado en el sector una enorme desconfianza; el daño ya está hecho y las personas tenemos propensión a generalizar”.

No obstante, el Presidente de la Asociación para la Búsqueda de la Excelencia recuerda que la pérdida de valores y la excelencia es aplicable a gran parte de los sectores. “Muchos de los problemas graves que tenemos es porque pensábamos que no hacía falta ser sensibles a valores como la prudencia, el compromiso o la integridad”. En este sentido, se ha mostrado convencido de que “no sólo necesitamos buenas políticas económicas y buenos comportamientos empresariales y sindicales, sino también valores”.

El futuro de la aerolínea

El presidente de Vueling también se ha referido a la OPA recibida por su compañía por parte de IAG. Piqué ha rercordado que el Consejo de Administración tiene el deber de pasividad: no se pueden pronunciar al respecto de una operación corporativa para no influir en el ánimo y las decisiones de  los accionistas. No obstante añade: “estamos hablando de IAG, uno de los holdings de transporte aéreo más importantes del mundo, por lo que merece no sólo el respeto sino también la máxima atención”.

Por último, Josep Piqué ha desvelado que no tiene pensado volver a la política: “ya le he dedicado muchos años a ese campo y disfruto mucho trabajando en la empresa”.