Noticias

Plan Renault: “Quieren que trabajemos más, por menos dinero”

 Joaquín Arias,portavoz de Comisiones Obreras (CC.OO) en Renault, valora positivamente el nuevo plan industrial en Renault España, porque se trata de un proyecto interesante, pero denuncia “lo que los trabajadores tienen que dar a cambio”. Arias asegura que "el poder traer carga de trabajo con la situación que vivimos es un proyecto interesante” aunque  el problema “es lo que hay que dar a cambio”. Considera que los trabajadores de las plantas en España ya vienen haciendo esfuerzos en los convenios anteriores, aunque no descarten seguir haciéndolos. Muestra así la flexibilidad y la predisposición del sindicato en la negociación aunque ha denunciado las propuestas de Renault. “Las líneas generales que conocemos, por ahora, son desorbitadas. Quieren que trabajemos más por menos dinero”.

Las factorías españolas de Renault tienen la oportunidad de optar a un plan industrial de la automovilística que conllevaría la creación de unos 1.300 empleos, pero  para lo que se requieren determinadas medidas laborales. Unas líneas generales, que a juicio del sindicato, aún están sin especificar, por lo que no determinan la decisión de los representantes de los trabajadores ante la mesa de negociación.

PROPUESTAS INICIALES DE RENAULT

Entre las propuestas generales que ofrece la multinacional se encuentra, según indica Joaquín Arias,  una rebaja de salarios, romper el convenio vigente hasta el 31 de diciembre del año que viene y “dejar a cero las condiciones economicas para el 2013, cuando, tenemos la subida del IPC”.

Actualmente la jornada laboral se extiende a 7,75 horas al día, lo que hace un total de 1.666 horas anuales. Con estas condiciones, Arias detalla las primeras propuestas por parte de la compañía, que pasarían por alargar en una hora diaria “cuando sea necesaria” la jornada laboral, y aumentar el trabajo en más días; unos aspectos importantes para los trabajadores, “que nos ha costado muchos años conseguir”, apuntan desde CCOO.

A pesar de los planteamientos iniciales, los sindicatos se muestran dispuestos a ceder, aunque no tienen claro en qué, porque las propuestas no están totalmente definidas por parte de la compañía. Se espera que a partir de lunes, que comienza la negociación, se vayan detallando cuáles son las jornadas que necesita la empresa, así como la rebaja del salario, entre otras cosas. Los representantes de los trabajadores esperarán hasta el 9 de noviembre, el último día de plazo de negociación, para decidir, pero se muestran firmes a priori: “dependiendo de lo que haya encima de la mesa veremos si podemos asumir y llegar a un acuerdo o no”