Noticias

Pons: “TVE presenta problemas estructurales históricos que no se solucionan con la vuelta de la publicidad”

Los volúmenes de inversión publicitaria de 2007 “no van a volver jamás”, y por ello los medios deben “empezar de cero, con una estructura reducida” y aprovechando las oportunidades que les da la Red. Así de contundente ha sido Javier Pons, presidente de On-Demand, que ha pasado por los micrófonos de Gestiona Radio.

A su juicio el panorama publicitario “no es esperanzador”, y las empresas “deben plantear cambiar su formato y su modelo de producción”. Internet, ha dicho, ha multiplicado las plataformas de distribución de los contenidos, y eso es una posibilidad para aquellos que tienen talento. Ahora hay que tener “una visión global del mercado, y entender sus características” ha afirmado.

Pons, que también ha sido director de TVE, no es partidario de que la publicidad vuelva a la pantalla pública. A su juicio, la falta de financiación de RTVE responde “a problemas estructurales históricos” que nadie ha sido capaz de resolver. Hace autocrítica, reconoce que su equipo tampoco pudo conseguirlo, porque además “hace falta una gran valentía política, y deben abordarse desde una planificación estratégica”.

No sólo eso, para el ex director de TVE el retorno de la publicidad sería “crítica para el mercado”, incluso si ahora viviera sólo de la publicidad, “tendría muchos más problemas”.

En cuanto a las televisiones autonómicas, Pons cree que deberían incorporarse a RTVE y servir de proveedor de contenidos “Marca España” para el Canal Internacional de TVE. Es una idea que se barajó en su época, pero que – como son soberanas- nunca se llegó a plantear. “No tiene sentido tener una estructura de televisión autonómica como la que tenemos ahora mismo”, ha sentenciado.

El fondo del problema es que “los medios públicos están dirigidos con fines políticos. Deben tener esa inspiración política, pero no debe haber una injerencia en la gestión”. Los políticos, ha continuado, deben controlar los medios públicos a través del Parlamento, y en eso las autonómicas han hecho como si no fuera con ellas. Si jugamos, jugamos todos.