Noticias

El PSOE defiende su plan económico: "Si no se hace es porque no se quiere"

Rodríguez ha insistido en la viabilidad de sus propuestas para salir de la crisis, crear empleo y activar la economía y argumentó que muchas de las medidas que propone ya se habían probado con buenos resultados en Alemania.

Insinuó incluso que en el momento de pedir a la UE que se pronunciara sobre el uso de parte del rescate financiero para hacer una "recapitalización preventiva" de los bancos condicionando las nuevas ayudas a la concesión de créditos a pymes y a la renegociación de las hipotecas, pudo haber presiones para que la negativa fuera inmediata.

Según recordó la portavoz, el propio presidente de Estasdos Unidos, Barak Obama, ha supeditado las ayudas a su sistema financiero a la condición de que otorguen créditos y reformen deudas. "¿Porqué aquí no?", se preguntó Rodríguez.

"Si no se hace es porque no se quiere, no porque no se pueda", insistió la portavoz socialista, quien explicó que el rescate financiero de 40.000 euros concedido ya a las entidades financiera españolas está siendo pagado por todos los ciudadanos al formar parte de la deuda pública.

Los socialistas piden que un nuevo "rescate preventivo" se use condicionado a determinados usos que al final beneficiaría de rebote a la banca que tiene créditos de cobro dudoso, que podrían quedar saneados.

En su opinión, la reacción negativa inmediata que generó el plan socialista en la Comisión Europea estuvo "provocada" desde España y pidió Gobierno que "pelee" por sacarlo adelante en el Eurogrupo y no se limite a "esconderse" y rechazarlo sin haberlo siquiera estudiado.

"No hay espacio para la prepotencia ni para la arrogancia del Gobierno", dijo Rodríguez. "Este es momento de reflexionar, de leer, de escuchar y de dialogar y fruto de todo ello, llegar a un consenso. Este país necesita un gran acuerdo, una gran concertación nacional para luchar de forma efectiva contra el paro".

Rechazó, en cambio, la petición de "adhesión" que les hace el Ejecutivo por entender que un pacto no puede basarse en sumarse a las propuestas del Gobierno para seguir haciendo las mismas políticas.

En ese sentido, los socialistas reconocen tener pocas esperanzas en la comparecencia del presidente del Gobierno de mañana, en la que podría dar una respuesta a la oferta de diálogo del PSOE.