Noticias

Punto de inflexión: España crecerá un 0,9% el año que viene

El departamento de análisis de BBVA presenta unas previsiones algo más optimistas que las que el Gobierno retocó el pasado 26 de abril en Consejo de Ministros. 

En concreto, BBVA Research pornostica que la economía española "tocará fondo" este año 2013, al caer un 1,4%, una décima más de la previsión del ministerio de Economía. La cosa cambia en 2014, el departamento que dirige Jorge Sicilia asegura que España crecerá un 0,9% (cuatro décimas más que la tasa de crecimiento que espera el Ejecutivo de Mariano Rajoy). Unas cifras que se sostienen gracias a que la prima de riesgo española no se ha dejado contagiar ni por el rescate chipriota, ni por el desgobierno italiano, "estamos gratamente sorprendidos por la falta de tensiones financieras", ha confesado Sicilia.

Sin embargo, no tan optimista se muestra el banco con respecto al avance del déficit. En este apartado, la entidad prevé que España cierre 2013 en el 6,5% (en línea con lo esperado por la Comisión Europea), el porcentaje menguará en 2014. El año que viene BBVA cree que terminaremos en el 5,7%, siempre que "sigan las reformas que continúa demandando Bruselas", en especial la del mercado laboral.

Punto y aparte merece la previsión con respecto al desapalancamiento del crédito. Un proceso, que según Sicilia, aún tiene recorrido, "para que fluya el crédito es vital tener un sistema financiero saneado, eso lo tenemos en España (…) pero lo que no tenemos es un sistema de financiacion adecuado", algo que va provocar que el crédito a particulares siga congelado.

MÁS MEDIDAS LABORALES

Sobre el mercado de trabajo, desde BBVA indicaron que hay que tomar medidas adicionales que "complementen" la reforma aprobada hace ya más de un año, dada la elevada tasa de desempleo. Según el banco, la finalidad es reducir la segmentación del mercado de trabajo, fomentar el empleo a tiempo parcial y mejorar la efectividad de las políticas activas y pasivas de empleo.

Sicilia señaló que "tenemos un problema muy serio en el mercado laboral, que no se puede solucionar solo con demanda", por lo que hay que "continuar con las reformas que reduzcan la dualidad del mercado laboral y mejoren la calidad del empleo".

Por otra parte, el servicio de estudios de BBVA hace referencia a la moderación salarial del año pasado, y explican que si eso no se hubiese producido se habrían perdido 60.000 empleos más. A medio y largo plazo, la destrucción añadida podría llegar hasta los 300.000 puestos de trabajo.

 

PENSIONES

El servicio de estudios de BBVA también hace propuestas en materia de pensiones, y aboga por avanzar hacia una propuesta "ambiciosa" de implementación del factor de sostenibilidad del sistema de manera que se garantice su solvencia a medio y largo plazo.

Sobre la Seguridad Social, el banco señala que su déficit crecerá este 2013 por el "deterioro" de empleo, con un aumento del gasto en pensiones y una reducción de los ingresos por cotizaciones sociales.

A largo plazo, con un aumento la entidad advierte de que los sucesivos déficits, que llegarían a alcanzar el 3% anual, obligarían a utilizar progresivamente el Fondo de Reserva, de manera que éste se habría agotado en 2045. A partir de 2032 el efecto de envejecimiento comenzaría a ejercer su mayor influencia con la progresiva jubilación de las generaciones de los "baby boomers", subiendo el gasto en pensiones hasta el 14% del PIB.