Noticias

La quita a los ahorradores de Chipre provoca un terremoto de reacciones

Desde el BCE, el miembro alemán de su comité ejecutivo, Jörg Asmussen, se ha mostrado dispuesto a modificar los porcentajes de la quita prevista para los ahorradores, siempre que se asegure la cifra de los 5.800 millones de euros establecida como aportación de éstos al rescate. También tienden la mano desde el Gobierno alemán.
 

El ministro de Finanzas, Wolfgang Schauble, ha echado balones fuera al asegurar que la quita sobre los depósitos inferiores a 100.000 euros "no es una invención de Berlín" y que están abiertos a enmendarla. Schabule ha atribuido esa decisión al Gobierno chipriota, la Comisión y el propio BCE.
 

Por su parte, el que hasta enero fuera presidente del Eurogrupo, el luxemburgués Jean Claude Juncker, se ha mostrado preocupado de que se produzca un derrumbe de la confianza "no sólo entre los bancos, sino también entre los ciudadanos". 
 

Más airada ha sido la reacción del presidente ruso. Vladimir Putin ha tachado la medida de "injusta, no profesional y peligrosa". Hay que recordar que entre quienes tienen sus ahorros en Nicosia figuran muchas de las grandes fortunas rusas.