Noticias

Rajoy planta cara a Monti y Sarkozy

Las deudas europeas sobre la economía española continúa. En la jornada de ayer, desde Italia aseguraban que sus problemas en la prima de riesgo es culpa de su homóloga española. También han llovido dardos desde Francia en los últimos días. Nicolás Sarkozy empleó a nuestro país como ejemplo de lo que no debe hacersse.

Ante estas críticas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apareció ayer miércoles para plantar cara a los líderes europeos afirmando que "nosotros no hablamos de otros países, no vamos contra nadie". Rajoy ha vuelto a pedir prudencia en la Unión Europea, además de solicitar que cada país asuma su responsabilidad sin culpar a los demás. Por su parte, Luis de Guindos, ministro de Economía, ha defendido también los ajustes y ha adevertido de recortes más duros si los hacen otros, haciendo referencia a Bruselas.

Pese al difícil escenario que se plantea en España, el persidente del Gobierno ha descartado una intervención de nuestro país. El ministro de Economía, además, ha defendido que el Gobierno está llevando a cabo la agenda reformista por convicción, no por imposición de Europa o los mercados, y ha negado que los presupuestos de 2012 sean un ajuste de cuentas contra Cataluña.