Noticias

S&P recorta la calificación de España desde 'AA' hasta 'AA-'

Por si teníamos poco, nuestra calificación crediticia ha vuelto a sufrir un nuevo varapalo de una agencia de calificación. S&P ha echado más leña al fuego y ha rebajado la calificación crediticia a largo plazo de España desde 'AA' hasta 'AA-', con panorama además negativo. ¿Entre los motivos? El desempleo y el débil crecimiento económico.

A pesar de las señales de resistencia en el desempeño económico durante 2011, S&P ve destacados riesgos a las perspectivas de crecimiento de España. Tanto los altos niveles de paro, como la abultada deuda en el sector privado, además de las duras condiciones financieras y la probable desaceleración económica en los mayores socios comerciales de nuestro país, han hecho que S&P haya vuelto a arremeter contra nuestro país.

Asimismo, la agencia ha señalado que los "activos problemáticos" podrían continuar debilitando el sistema bancario español y que la "incompleta" reforma laboral podría contribuir a agravar el problema del desempleo. Pero además S&P ha advertido de que podría volver a rebajar la calificación crediticia del país si la economía española se contrae en 2012, si la posición fiscal se desvía de los objetivos presupuestarios del Gobierno, y si se retrasan la segunda reforma laboral u otras que puedan impulsar el crecimiento económico.