Noticias

Rectores: “Podemos perder el tren de la innovación y el desarrollo”

El Rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez Sal, ha declarado que se siente muy intranquilo con los recortes en los presupuestos de la enseñanza: “Llevamos preocupados bastante tiempo porque los gastos no financieros son los que son subvenciones y no son créditos, que son el tipo de financiación que a las universidades nos puede ser útil para realizar el desarrollo del I+D”. Por culpa de esto, Gómez Sal ha admitido que es posible la pérdida de puestos en innovación y desarrollo: “Todo lo que es investigación, desarrollo e innovación no hay que considerarlo como un gasto sino como una inversión a futuro. Ahí tenemos que tener cuidado porque ahí nos la estamos jugando”.

 

El rector también ha puntualizado que las universidades públicas no sólo reciban ayuda estatal, sino que “llevan mucho tiempo financiándose en base a proyectos con las empresas”: “Esto no es nuevo. Lo que pasa es que la financiación pública como tal es necesaria. Si tenemos un concepto de universidad pública el Estado tiene que hacerse cargo de ella porque lo pone en la Constitución. Es necesario diversificar la financiación de las universidades y buscar la eficiencia”, ha añadido. Para poder mejorar en este sector, Gómez Sal ha propuesto que “los ministros tengan en consideración a las universidades y que sean conscientes de que la investigación y la enseñanza superior son fundamentales para el desarrollo de los ciudadanos”. Además, ha afirmado que las universidades están abiertas al diálogo y “dispuestas a hablar con las autoridades y buscar las mejores vías para poder entre todos salir de la crisis. Las universidades no son un problema, sino parte de la solución del problema”. También ha reconocido que el Gobierno se ha acercado más últimamente a las universidades pero que todavía queda mucho camino por recorrer: “Hay más diálogo. El ministro, la secretaria de estado y el director y el secretario general son personas que nos hacen llegar algunas de las propuestas. Hay que sentarse a hablar, y mucho más si las cuestiones son tan importantes como las que se proponen”.