Noticias

Renta Corporación presenta concurso de acreedores

"A la falta de generación de liquidez derivada de la larga duración de la crisis del mercado inmobiliario se ha unido las dificultades para encontrar financiación", indicaron desde la empresa, que señala que continuará con su actividad.Los principales acreedores de Renta Corporación son la Sareb, Banco Popular, ING, Deutsche Bank, SAE, Banco Caixa Geral y Caixabank, por un importe conjunto de 162 millones de euros.

Además, el grupo inmobiliario adeuda 23 millones a la Hacienda Pública por diversos conceptos, mientras que el resto de acreedores son minoritarios con "cantidades residuales", indicaron.El equipo directivo de Renta Corporación, que cuenta con una plantilla de 46 trabajadores, explicó que entiende "el concurso de acreedores como una etapa transitoria y seguirá defendiendo la continuidad de la compañía".