Noticias

Los republicanos tumban el plan de empleo de Obama

De esta manera y tras su tropiezo en el Senado, el plan regresa a la Casa Blanca. Ahora, Obama tiene que empezar de nuevo e intentar convencer a sus rivales de la necesidad y las bondades del plan. No ha tardado mucho en ponerse manos a la obra ya que minutos después de conocer el resultado de la votación el presidente recordaba y advertía a los republicanos que seguirá luchando hasta que el plan salga adelante, lo hará, porque “el pueblo estadounidense no aceptará un ''no'' como respuesta”. Para reforzar su argumento, Obama recuerda que según los "economistas independientes" el plan creará casi dos millones de empleos. En el peor de los casos y si las cifras y la solidaridad no doblega a sus rivales, la Casa Blanca estudia la posibilidad votar el plan por partes. Una opción que cada vez se vislumbra con la más probable.