Noticias

Revolución griega a las puertas del G20

Ayer un – hoy tambaleante primer ministro heleno – Yorgos Papandreu soportaba las iras de la canciller Ángela Merkel y del presidente francés Nicolás Sarkozy, en la cena de trabajo que les daba cita tras el órdago que el griego lanzaba al anunciar por sorpresa un referéndum sobre el último plan de rescate.

Hoy, y tras este tenso encuentro, Sarkozy ha presidido la minicumbre europea en la que el galo, el ministro de finanzas germano, Wolfgang Schäuble, el italiano, Silvio Berlusconi, Rodríguez Zapatero, el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se han dado cita con un objetivo: el agravamiento de la crisis griega, y cómo frenar el contagio a España e Italia.

Con estos frentes abiertos, los líderes europeos deberán explicar al resto de miembros del G20 que ocurre con Grecia, y que medidas tomará Bruselas para evitar que la rabia helena se extienda por el resto de la mancha europea.

El primer capítulo se lo ha adelantado la canciller Ángela Merkel al presidente Barack Obama esta mañana en la Rivera francesa, en la que la alemana ha puesto al día al jefe de Estado Estadounidense, que no ha dejado de instar a la zona del euro “a actuar con rapidez”.

Lo cierto es que Grecia no podrá salir del euro sin salirse también de la Unión Europea , según establece el Tratado de Lisboa, así lo ha explicado  la Comisión Europea al calor del referéndum que pretende celebrar el país sobre su futuro en la zona del euro.