Noticias

Rubalcaba reclama 1.000 millones para un ‘Fondo de emergencia contra la pobreza’

Alfredo Pérez Rubalcaba ha presentado las 'Bases para un compromiso contra la pobreza y la exclusión'  ante la situación de "emergencia nacional" que vive España con una de cada cinco personas por debajo del umbral de pobreza, entre ellos más de dos millones de niños. Asimismo, subrayaba que en España hay ahora pobres que nunca antes lo habían sido, que han agotado todos los mecanismos de ayuda, están ya "en el tejado" de la casa intentando sobrevivir a la inundación que ya se lo ha llevado todo y tiene "urgencia" para cubrir las necesidades más básicas.

Mil millones, aseguró, "no es mucho" dinero, equivale a una décima de déficit y serviría para solventar esas necesidades más urgentes de los más vulnerables, niños, mayores o dependientes, y familias "que no comen" ni tienen ya mecanismos de ayuda.

 

La primera de esas medidas, aseguran, debe ser la creación de ese "Fondo de emergencia contra la pobreza" para reforzar los mecanismos de atención directa, garantizar las rentas mínimas de inserción y potenciar aquellos servicios a los que los ciudadanos acuden en primer lugarCon ese fondo, pretenden dotar a los ayuntamientos, a las comunidades autónomas y a las ONGs de nuevos fondos para seguir prestando los servicios que han desarrollado hasta ahora y que son más necesarios que nunca.

En el caso de los ayuntamientos, los socialistas señalan una serie de programas financiables, como alimentación y gastos de vivienda a través de ayudas directas o en especie, como vales para supermercados o paquetes básicos de alimentación o higiene infantil, o para contribuir a gastos como luz, agua o calefacción. También las becas de comedor; ayudas para libros, material escolar o transporte, especialmente dirigidas a las familias actualmente atendidas por las organizaciones del Tercer Sector. Señalan también el apoyo en la búsqueda de empleo; la ayuda a domicilio y gastos de medicamentos para personas en situación de dependencia en riesgo de exclusión; y el alojamiento de último recurso como albergues, centros de acogida, centros de día o viviendas tuteladas. Los recursos destinados a las comunidades autónomas se dirigirían, sobre todo, a ampliar el número de beneficiarios de las rentas mínimas de inserción y agilizar la tramitación de las mismas para evitar retrasos.

Finalmente, pretenden incrementar los recursos destinados a las ONGs de acción social mediante una convoctoria extraordinaria de subvenciones para programas de integración laboral y de lucha contra la pobreza.

Con esos objetivos, el PSOE propone dotar al Fondo de mil millones para este año, de los cuales 400 serían gestionados por los ayuntamientos, otros 400 por las comunidades autónomas, y 200 por las ONGs.