Noticias

Rueda la primera cabeza por el caso de los EREs andaluces

Francisco Fernández Sevilla, líder de UGT Andalucía, cede así a las presiones desde la Junta de Andalucía, que reclama 1,8 millones de euros por dos ayudas concedidas en 2009, pero sobre todo de su propio sindicato. La reunión de ayer debió ser dura. Méndez aseguraba a la salida que se depurarían las responsabilidades que fueran necesarias, aunque todo indicaba que no lo veríamos hasta el mes de enero, cuando se había convocado una reunión extraordinaria.

Sin embargo esta mañana Fernández Sevilla enviaba una carta a su líder en la que le comunicaba su decisión. Y todo ello pese a que las investigaciones afectan a ayudas concedidas en 2009 y 2010 cuando el responsable de la rama andaluza del sindicato era Manuel Pastrana.

Tras la dimisión será necesario crear un nuevo equipo gestor en el sindicato que tendrá que hacer frente a las consecuencias de los más de 30 expedientes que investigan las autoridades. Cobros indebidos que podrían ascender a 7,5 millones de euros.