Noticias

Santiago Carbó, consultor de la FED: "no es momento de dar estos pasos atrás"

Santiago Carbó señala que la falta de acuerdo en el llamado “Super comité” celebrado este fin de semana es una fuerza negativa más que sumar a los ya de por sí tensionados mercados mundiales. El consultor de la FED reconoce que este no acuerdo podía producirse, y es que alcanzar un consenso entre dos fuerzas políticas bien diferenciadas como republicanos y demócratas se hace aún más complicado en este momento actual, con unas elecciones en el horizonte. De cualquier modo, dada la importancia de lo que el comité tenía en sus manos y los avances mostrados al respecto el pasado mes de agosto, Carbó se muestra sorprendido por el fracaso de las conversaciones. Según el experto “no es momento de dar estos pasos hacia atrás”, ya que así se incrementa la tensión y la fatiga de los mercados.

El experto entiende que el principal elemento de discusión entre las dos principales fuerzas políticas de Estados Unidos es por dónde recortar ese déficit nacional. Los republicanos, explica Carbó, “no quieren subidas de impuestos para las rentas más altas, pero sí llevar a cabo recortes de un perfil más social”. Los demócratas, apostilla, “todo lo contrario”. A pesar de estas evidentes diferencias entre ambos partidos, Santiago Carbó destaca que han tenido margen de maniobra suficiente para acercar sus posturas por el bien de la situación económica del país y por extensión de los mercados mundiales.

Lo cierto es que desde Europa se ha venido mostrando cierta molestia en los últimos meses por el hecho de que Estados Unidos haya urgido al viejo continente a resolver sus problemas de deuda, cuando en la propia mayor economía del mundo no se ponen de acuerdo para firmar un pacto que alivie su elevado deficit. Carbó explica estas críticas desde el otro lado del Atlántico por una diferencia principal que existe entre  Estados Unidos y la Unión Europea. Y es que ésta, según el experto, al problema político que existe en ambos bandos, añade un “problema de ingeniería”, pues la Unión no avanza lo suficiente en crear los mecanismos que resuelvan los problemas derivados de la creación de esa área compuesta de múltiples Estados. En el caso americano, explica Carbó, el país si tiene un mecanismo ya establecido y forjado de una unión más firme y extensa de sus miembros.

Con todo, las agencias de rating se han apresurado a indicar que al falta de acuerdo entre republicanos y demócratas no va a traducirse en rebajas del rating de Estados Unidos. Santiago Carbó considera improbable que los mercados castiguen a la principal economía del mundo, ya que su problema, entiende el consultor de la FED, es más fácilmente soluble, pues se trata de una única soberanía y su moneda, el dólar, se está convirtiendo en divisa de reserva gracias a la tensión que sí está sufriendo el Euro.