Noticias

Schroders: "Prevemos moderación del crecimiento, no una recesión"

Fernández reconoce que la situación de las economías a nivel mundial ha venido empeorando a lo largo del presente año. Es por eso que en los últimos meses desde Schroders han bajado sus previsiones de crecimiento para la economía a nivel global, las cuales ahora mismo son menos optimistas que al inicio del ejercicio.

El experto de Schroders señala tres principales razones para descartar una recesión. La primera de ellas, señala Fernández, se encuentra en Japón. “Tras el terremoto y tsunami de marzo la economía japonesa cayó a números negativos”, explica, “sin embargo pensamos que en 2012 se dará la vuelta y retomará el crecimiento”. La segunda de estas razones no es otra que el estado en el que se encuentra el sector empresarial, ya que según Fernández “pocas veces en la historia las compañías han estado tan saludables en cuanto a niveles de apalancamiento y liquidez”.
Por último, el director del canal intermediario para España de Schroders, cita el tema de la inflación. Una inflación que calificaban como preocupante a principios de año, pero que con el descenso del precio de las materias primas de los últimos meses hace que desde la gestora confíen en que ello no suponga un freno para la economía mundial en los meses venideros.

Con todo, Leonardo Fernández señala que en Schroders son optimistas de cara a lo que pueda suceder en los mercados en próximos meses, aunque apunta a que es indudable que los mercados seguirán muy volátiles a corto plazo, continuando con la tendencia de estos últimos dos meses. Para los inversores con un horizonte temporal más largo, Fernández apunta que sí puede ser este un buen momento para ir añadiendo posiciones a las carteras. Entre renta europea o estadounidense, el experto de Schroders señala que no es fácil saber cual de ellas puede comportarse mejor. Por un lado considera que las valoraciones de las compañías del viejo continente, por lo general, se encuentran más baratas, pero añade que a éstas les pesa más el riesgo en estos momentos que a las estadounidenses.