Noticias

Segurado pide a Rosell que defienda la unidad de mercado

José Antonio Segurado, miembro del Comité Ejecutivo de la CEOE, asegura haber estudiado el pulso lanzado por Artur Mas al Gobierno Central y parte de una “idea muy clara”: “Como CEOE hemos defendido la unidad de mercado y estamos esperanzados con la ley de mercado interior, que permitirá que las empresas españolas que operan en las 17 Comunidades Autónomas tengan las mismas reglas de juego”. En este sentido reconoce haber comentado a Juan Rosell, presidente de la Patronal, su sorpresa por “no haber hecho una manifestación clara sobre la unidad de mercado”, tras las manifestaciones de la Diada.

Asegura tener lealtad a quien le preside, pero eso, subraya, “no quita hacer una serie de reflexiones”. Entiende, que Juan Rosell  posee más información y es buen conocedor del caso catalán,  por lo que espera se ponga en contacto con los medios de comunicación para aclarar su postura. A este respecto, recuerda las palabras del presidente de la CEOE: "hay muchísimo empresario pequeño catalán independentista, sin embargo las grandes empresas han hecho ver a  Artur Mas la preocupación que les causaba la deriva independentista". Aclara su postura haciendo suya una frase del diario Le Figaro: “Dentro de la fidelidad, no hay elogio que valga si no hay la posibilidad de criticar”.
 
Segurado muestra su postura con claridad: “en momentos tan duros, romper la unidad de mercado es una locura”, se reafirma. De producirse, insiste, “se empobrecerían los ciudadanos catalanas y tendría consecuencias malas para toda España”. Considera a Cataluña como una Comunidad Autónoma importante, destaca su afecto hacia ella, pero reconoce su asombro hacia “la deriva independentista”.

En el mismo día en que Mariano Rajoy, recibe en La Moncloa a Artur Mas con la propuesta del Pacto Fiscal, Segurado no confía en que haya acuerdo entre ambos; “el presidente de la Generalitat está cabalgando un tigre, y eso es tremendamente peligroso", ha declarado.

Como miembro del Comité Ejecutivo de la Patronal aclara haber insistido a Joaquim Gay de Montellà, presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo, que se “deben controlar los discursos” dentro de las formaciones empresariales. Con más razón, asegura,  “tras el día de la Diada, donde se reflejó una situación de protesta contra los recortas capitalizada por unos gritos de independencia, que rompen el mercado”.

A pesar de las diferencias, considera que el presidente de la CEOE está al frente en unos “momentos difíciles”; reconoce además la situación complicada por la que atraviesa la Patronal y la necesidad de “una gran reestructuración”. En este sentido ha recordado la preocupación que le ha causado la valoración de los ciudadanos hacia la Institución empresarial, a través de la encuesta de Metroscopia; “Si estamos diciendo que los sindicatos están obsoletos, tenemos que pensar por qué en una encuesta como Metroscopia, la Patronal está mal considerada”, reclama Segurado, ante unos resultados en los que la CEOE queda en el cuarto puesto por la cola, por detrás de las formaciones sindicales.