Noticias

Self Bank: "La parte positiva de las cuentas de IAG es el incremento en la demanda"

Las noticias se han sucedido en la sesión de hoy, que comentamos con Victoria Torre, directora de análisis y producto de Self Bank. A primera hora parecía que el día terminaría en verde, por la marcha atrás de Papandreu en cuanto al referendum, pero después han empezado las caídas. Uno de los motivos han sido las declaraciones de Angela Merkel, que ve difícil que inversores del exterior apoyen el fondo europeo de rescate. Otro factor son los datos de paro de Estados Unidos, que aunque no han sido excesivamente negativos, no han sido bien valorados por el mercado. El ritmo de creación de puestos de trabajo ha quedado por debajo de los esperado, con lo que es el ritmo de creación más lento de los últimos 4 meses. Pero también hay que tener en cuenta que las cifras del mes anterior se han revisado de forma significativa al alza, lo que debería compensar la parte negativa del indicador. Además hay más datos positivos, como que el sector manufacturero haya roto esa espiral de destrucción de empleo que arrastraba desde hace 3 meses.

Si hablamos de compañías nos fijamos en IAG, el holding British Airways e Iberia, que ha firmado un principio de acuerdo para comprar BMI, la filial britanica de Lufthansa. La operación no está cerrada, pero si no srugen complicaciones será un éxito para IAG, que ya había mostrado su interés por BMi. Hasta hace poco se espculaba con la compra de solo los derechos de aterrizaje, pero parece que finalmente comprará toda la división.

En cuanto a las cifras que ha presentado, ha obtenido un beneficio operativo 451 millones de euros; “la parte positiva es que han venido apoyados por el incremento de la demanda, que ha terminado en una mejora de la facturación, casi un 12% más alta que en el año anterior, aunque hay que tener en cuenta que el año pasado fue muy negativo, por la nube del volcan y las huelgas”. También se ha esperimentado un incremento en los ingresos por pasaje. El lastre para la aerolínea es el precio del combustible, que ha crecido un 33% con respecto al año anterior, además de las posibles huelgas. Por tanto la compañía está centrada en la reducción de costes, pero en el tema del combustible no puede hacer mucho. Uno de los focos de preocupación han sido los resultados tan débiles en el mercado nacional, por lo que IAG quiere diversificar los ingresos y cualquier noticia en este sentido es positiva.