Noticias

SERCOBE: "no somos demasiado partidarios del intervencionismo monetario"

“Aunque reconozco que el casi 85% de las exportaciones es una cifra excesiva, a corto plazo es la única salida que tenemos para poder subsistir”. Y es que según explica Antonio Garciapons Balañá, director general de SERCOBE (Asociación Española de Fabricantes de Bienes de Equipo), la demanda interna ha caído casi un 14%, una cifra especialmente alta que hace que la red comercial en el exterior sea su oportunidad más importante.

En este proceso de exportación, ha reconocido que se está trabajando para mejorar la labor comercial de la diplomacia española. Eso sí, asegura que “quizá va más lenta de lo que se esperaba en un principio”. Así, Garciapons Balañá ha reclamado mayor ayuda para salir al exterior: “es evidente que vender fuera es difícil, que no se hace a corto plazo y las empresas requieren tiempo para situarse”. Desde SERCOBE, ha explicado también, llevan 50 años trabajando en el tema de la exportación, y es uno de los signos de identidad de la asociación.

Pese a la reciente apreciación del euro frente al dólar, desde esta patronal reconocen “no ser demasiado partidarios del intervencionismo a nivel monetario”. Y es que asegura que, aunque es evidente que un euro muy apreciado no ayuda, el problema va mucho más allá: “necesitamos que haya políticas de ayuda real a la exportación con créditos, gestiones a nivel de gobierno…”.

Pero desde SERCOBE también son conscientes que sólo de exportación no se vive. Por ello, también reclaman medidas para impulsar el consumo interno. “Hemos pasado muchos años de inversión en infraestructuras internas, en algunos puntos con excesiva alegría. Ahora es el momento de volver a mantener cierto ritmo de inversión a nivel público y privado, buscar la manera en la que se vuelva a invertir de una manera mesurada”.

Medidas a adoptar

Para animar a esta inversión, ha explicado que las empresas de bienes de consumo están muy bien preparadas tecnológicamente. Este nivel tecnológico, junto con el equipo humano y el equipamiento en las fábricas, dice, es lo que ha animado a las últimas inversiones extranjeras en el mundo del motor. “Estas inversiones no son casuales”, ha señalado al respecto.

Más allá de la inversión, ha reconocido las bondades de la reforma laboral: “hay más flexibilidad en el mercado del trabajo y se ha ganado competitividad en el último año”. En este sentido, ha asegurado que las reformas emprendidas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy van por el buen camino, pero que todavía no han dado resultados suficientemente satisfactorios. Entre las medidas esperadas, se ha referido a la reforma del sector eléctrico: “en las industrias, no sabemos cuánto va a costar el recibo de la luz , pero sí que costará más que el mes pasado”. Por ello, ha animado a encontrar una solución que permita que los costes eléctricos sean competitivos para la industria española.