Noticias

"La situación actual en España no es muy distinta a la de la Argentina del corralito"

Esos parecidos aparecen, en primer lugar, en lo que al origen de la crisis se refiere. Carlos Heras destaca que el “corralito” en Argentina se origina en 1990, en medio de un difícil contexto económico salpicado de un elevado endeudamiento público, con un déficit fiscal de 7.350 millones de dólares, y una tasa de paro superior al 20% de la población activa. A estas circunstancias se les unía un clima de falta de confianza y descontento entre los ciudadanos argentinos. Una presión que terminó por derribar el  Gobierno de Carlos Menem.

Si tomamos uno por uno estos factores, descubriremos que efectivamente ambas situaciones guardan parecidos más que razonables. Pasemos pues a la siguiente etapa, la llegada de un nuevo Gobierno al país, en el caso argentino, con Fernando de la Rúa al frente. Entre sus medidas, como explica Carlos Heras, destacaban las privatizaciones a gran escala, la flexibilización del contrato laboral y subidas impuestos para la ciudadanía. El pago de la enorme deuda que amontonaban las cuentas públicas del país no fue condonado, sino postergado en el tiempo. Una vez más, podemos identificar todas estas vicisitudes con la situación española, en este caso con Mariano Rajoy como nuevo inquilino de la Moncloa.

La crisis argentina derivó finalmente en la aplicación del “corralito” financiero. Una medida extrema que, según Carlos Heras, tenía como objetivo minimizar la desconfianza del sector financiero y evitar que el pánico bancario se tradujera en una fuga de capital del país. Para ello, se restringieron las retiradas de dinero en efectivo y se paralizaron 66.000 millones de pesos en depósitos, así como 18 millones de cuentas corrientes en todo el país. En aquel momento, el experto de Aspain destaca que el FMI intervino prestando fondos al país para tratar de salvar a la banca.

El consejero delegado de Aspain subraya que la medida argentina fracasó en aquel momento, destacando que el problema estuvo en manos de banqueros y políticos con una formación insuficiente para capear un situación de tal magnitud. El plan del equipo económico de De la Rúa, sentencia Heras, no hizo más que incrementar los riesgos que se cernían sobre la economía del país, aumentando el nivel de impagos y motivando el repunte de la inflación.

Lea el informe completo: PROFUNDIZACION PARALELISMOS ENTRE LA SITUACION DE ESPAÑA Y EL CORRALITO ARGENTINO