Noticias

Soria carga 2.200 millones a los PGE de 2013 para pagar primas a las renovables

En rueda posterior al Consejo de Ministros, Soria indicó que ante el "desajuste" detectado en el sistema eléctrico para 2013, el Gobierno tenía dos opciones: o incrementar los peajes y por tanto aumentar el precio del recibo de la luz, o adoptar esta medida.

Soria señaló que el objetivo de esta norma es dotar de un crédito extraordinario a Industria por 2.200 millones de euros para atender a la financiación "de una parte, no todo, del importe total de las primas a las energías renovables".

El ministro dice que son insuficientes los ingresos esperados para atender a los desajustes en el sistema eléctrico previstos para 2013 por lo que se adopta esta "medida temporal", consistente en una transferencia específica a través de los PGE, para evitar que se genere déficit de tarifa.

SÁENZ DE SANTAMARÍA PROMETE LLEGAR HASTA EL FINAL DE LOS CASOS DE ESPIONAJE 

El Gobierno prometió este viernes que el Ministerio del Interior y los responsables de la Policía Nacional en Cataluña van a "llegar hasta el final" en la investigación sobre los casos de espionaje descubiertos recientemente, aunque aseguró que debe de tratarse de una práctica "muy acotada".

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que "si se confirma" que una agencia de detectives espió a dirigentes políticos catalanes se trataría de "delitos muy graves" y habría que "actuar con la contundencia que corresponde".

Sáenz de Santamaría señaló que el Ejecutivo piensa colaborar "en todo lo posible con la investigación" a través del Ministerio del Interior y de la Policía Nacional y confió en la acción de los tribunales porque "en este país la Fiscalía funciona y los jueces funcionan".

A su juicio, "si se demuestran (los hechos), lo que tiene que hacerse es castigarse" a los responsables, aunque adujo que el Gobierno no tiene constancia de "quién espiaba ni quién compraba los informes".

"Es una conducta muy grave que, tengo que decirle que puede que allí se haya generalizado en esta trama que ustedes llaman, pero no es lo habitual creo que también. No veo a la gente dedicándose a esto", añadió la vicepresidenta para restar cierta importancia al asunto.

Sáenz de Santamaría negó que el espionaje entre cargos políticos esté generalizado, por mucho que en un restaurante de Cataluña ocurriese durante mucho tiempo.