Noticias

‘The Economist’ insta a Rajoy a asumir “responsabilidades” por los “sucios secretos” de su partido

En un artículo titulado '¡Oye Rajoy!' en el que analiza la situación del responsable del Gobierno tras las revelaciones del ex tesorero Luis Bárcenas, la revista británica asegura que "cada vez está más claro que el señor Rajoy dirigió un partido en el que los chanchullos personales y la financiación ilegal eran frecuentes". Esta situación, que, según 'The Economist, se suma a los casos de CDC en Cataluña y del PSOE en Andalucía entre otros, lleva a la ciudadanía a pensar que los políticos y los constructores "son las raices del problema".

Por esta razón, exige al presidente del Gobierno español que asuma sus responsabilidades. "La negativa del señor Rajoy a asumir sus responsabilidades por los sucios secretos de su partido no ayuda en nada a recuperar la confianza de los votantes", asegura la revista.La publicación subraya que el responsable del Ejecutivo es "conocido por su estrategia de desgastar a los oponentes, aguantar y esperar su momento", pero añade que las revelaciones del ex tesorero del partido "ponen a prueba su resistencia".

En concreto, apunta que, aunque en febrero negó haber recibido dinero negro, el nombre de Rajoy aparece en las "cuentas secretas" y afirma que, aunque hubiera declarado estos cobros a Hacienda, "algo que no está claro", todavía "tendría que explicar de dónde procede ese dinero".El artículo recoge también que Rajoy tiene un "peligroso e impredecible enemigo en el señor Bárcenas", a quien había "protegido tenazmente durante años" pero al que ahora el partido llama "mentiroso" y "ladrón".

"El cambio de postura es radical", asegura la publicación, que recuerda el mensaje de texto enviado por Rajoy a Bárcenas tras las primeras publicaciones sobre pagos ilegales: "Sé fuerte, mañana te llamaré". Así, 'The Economist' se pregunta "quién puede creer ahora a Bárcenas o a Rajoy", e insiste en que el presidente del Gobierno es, como máximo responsable del PP desde 2004, "políticamente responsable de cinco años de supuesta financiación ilegal del partido".