Noticias

Triodos en {DF}: “La banca ética es una realidad, no un experimento”

El director regional de la zona centro de Triodos Bank, Martín Guiñazu, ha defendido en Gestiona Radio la labor realizada por su entidad en plena crisis del sector financiero. Ha reconocido que la difícil situación les supone “una oportunidad de demostrar cómo se puede hacer banca de una forma diferente”. En su opinión, una de las principales crisis del sector en estos momentos, es “de conciencia” y la gente empieza a querer saber “qué se hace son su dinero”. A este respecto, Guiñazu considera que “responsables somos todos, ya que hemos vivido años en los que el crédito estaba preconcedido” por lo que la reforma financiera era algo necesario.

El directivo de Triodos Bank también ha querido dejar claro que el concepto de banca ética que su entidad lleva a cabo “es una realidad, no una idea en pruebas para ver si funciona”. Ha recordado que se trata de “un modelo contrastado con más de 30 años de experiencia en Países Bajos”, un modelo que además califica de necesario, dada la mala imagen que se tiene actualmente del sector. Asegura que se basan en la confianza de sus clientes -más de 60.000 en España- en lugar de en elaboradas estrategias de comunicación. “La gente quiere cambiar el mundo y hacer cosas diferentes -ha añadido- y para ello ofrecemos una gama de productos muy amplia”. Reconoce sin embargo que no es una banca que dé grandes beneficios, aunque alega que es normal ya que el “juego” que proponen es precisamente ese, “lograr un equilibrio entre las ganancias y la ética”.

Martín Guiñazu ha pronosticado que su entidad puede jugar un papel muy importante en la microfinanciación, ya que uno de sus elementos diferenciadores es precisamente “la conciencia sobre el destino del dinero”. Reconoce sin embargo que en estos momentos no están haciendo inversiones de este tipo en España porque “consideramos que en otros lugares es más necesario que aquí”, pero no descartan que esto cambie en un futuro ya que es un tipo de financiación que “va dirigida a gente que está desarrollando actividades con impacto en el entorno cercano”. De momento ha explicado que lo créditos que conceden van enfocados a “empresas y personas comprometidas con el desarrollo de su sector, que lideran cambios positivos y que lo hacen de una manera profesional” aunque ha aclarado que esto no se limita solo a ONGs y fundaciones, sino también a “sociedades limitadas y anónimas que hacen productos y ofrecen servicios respetuosos con el medio ambiente”.