Noticias

Ser universitario será 540 € más caro y si eres mal estudiante más

Después de conocer los ajustes en la educación secundaria, hoy le ha tocado el turno a las enseñanzas superiores. En la reunión con los responsables autonómicos, el ministro de Educación, Ignacio Wert, ha planteado que suban las tasas universitarias del curso que viene hasta un máximo del 50%. Con esta medida se pretende elevar la financiación de la universidad a cargo de cada alumno aunque eso sí, la aplicación de esta subida de tasas será optativa dependiendo del déficit de cada una de las comunidades.

Cada universitario pagará a partir del curso que viene 540 euros más y se tendrá en cuenta el rendimiento de cada uno de los universitarios que podrán cubrir hasta el 100% real de los costes reales. 

Acatualmente, cada una de las comunidades autónomas financia el coste de la oferta universitaria en torno a un 85% y ahora va a pasar a financiar un 75% del coste. "Sabemos que es un esfuerzo por lo que también vamos a pedir mayor rendimiento a los estudiantes" ha dicho Gomendio pues los estudiantes que se matriculen en una asignatura por cuarta convocatoria, tendrán que abonar casi el 100% del coste de la asignatura. Los universitarios pagarán por su segunda matrícula hasta un 40% de su coste real y por la tercera matriculación hasta el 75%.

Ha comparecido en rueda de prensa la Secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio afirmando que "ha sido una medida demandada por las propias autonomías. Las comunidades que decidan subir las tasas, la diferencia de lo que cubre el ministerio de Educación y lo que sube la tasa lo asumirá la propia comunidad.  Ha atajado a afirmar Gomendio que el compromiso de Educación del 66% de las becas a estudiantes "siguen adelante".

Más horas de clase para profesores no investigadores

La propuesta de Educación es que los docentes sin actividad investigadora tengan hasta 32 horas máximo de horas lectivas y los funcionarios docentes con labor investigadora tengan 16 horas lectivas máximo para dar mayor flexibilidad a las tareas docentes. 

Ya lo dejaba caer la semana pasada el ministro Wert, que insuaba que hay un porcentaje considerable de profesores dedicados a la investigación que no han acreditado ninguna labor investigadora, aunque sí que se les ha retribuido su actividad.