Noticias

Las ventas del comercio minorista acumula 29 meses de caídas

La crisis y la contracción del consumo no da un respiro al comercio minorista. Así, durante el mes de noviembre sus ventas han caído un 7,8% respecto al mismo mes de 2011. Al menos, consigue moderar esta caída en seis décimas respecto a la experimentada en octubre, justo un mes después de que entrara en vigor la última subida del IVA. De esta forma, el comercio minorista acumula ya 29 meses consecutivos de caídas en sus ventas. Y sólo en los once primeros meses del año, el sector ha visto como sus ventas se reducían en más de seis puntos. 

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, son los productos alimenticios los que menos han caído, ya que sus ventas 'apenas' se han reducido un 2,4% en el mes de noviembre. Menos suerte han corrido las ventas de los productos no alimenticios, que han bajado un 12%. Especialmente acusada ha sido la caída de productos de equipamiento del hogar, cuyas ventas se han reducido en más de 13 puntos. 

Por modos de distribuición, todos ellos han vendido menos en comparación con el año pasado. El mayor descenso en ventas se lo llevan las pequeñas cadenas, seguidas de las empresas unilocalizadas y las grandes superficies. Y en cuanto a las regiones, todas ellas han reducir su nivel de ventas, siendo las más afectadas Murcia y Castilla-La Mancha. Y en cuanto al empleo en el sector, éste sigue bajando y en noviembre ha registrado un retroceso del 1,6%. El único modo de distribución que se salva son las grandes cadenas, donde el volumen de contratados se ha mantenido estable. 

Reacciones de los autónomos

Tras conocer estos datos, desde la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos no han tardado en definir el actual ejercicio como "annus horribilis" para el comercio minorista. Y es que,a seguran, la caída en las ventas ha obligado a 4.000 autónomos a dejar su actividad comercial en nuestro país. Por ello, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha denunciado que el comercio se ha convertido, junto con la construcción, "en uno de los sectores más afectados por la actual crisis económica".