Noticias

Vestas teme la deslocalización del sector eólico

El director general de Vestas para España y Portugal, aclara que son conscientes de que "ha caído la demanda eléctrica”, por lo que entiende que hay que tomar medidas, pero advierte su exigencias al Ejecutivo: "lo que pedimos al Gobierno es cuidar al sector, comprobando los mínimos para mantener las fabricas que hay en España y para que no haya que deslocalizarlas”.  Advierte de que de “seguir así”, en unos años nos arrepentiremos porque la deslocalización puede llegar y podría ser que “las turbinas eólicas vengan fabricadas de fuera”.

Respecto al problema del déficit de tarifa ha aclarado que no está cubriendo los costes regulados, algo que ha provocado que se “cree ese déficit”. Destaca que el sector eólico no ha sido el responsable del déficit y asegura que si esta tarifa no cubre los costes es porque “el regulador en los años 2009, 2010 y 2011 realizó unas previsiones no realistas en las primas de las renovables”.  Según José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, si no se toman medidas, esta deuda podría crecer a un ritmo de entre 3.000 y 4.000 millones anuales en los próximos años. Con estas medidas, asegura que el déficit se eliminará por completo en 2013. Con este escenario, Picardo ha dado a entender que la actuación del Ejecutivo hace que “se demonice lo que hasta hace poco era un icono”.En este sentido se ha referido a la extendida percepción negativa de la ciudadanía que reniega de la eólica porque es más cara, algo con lo que a su juicio, “hay que acabar”.

Pese a esta medida, el ministro quiso insistir en que el Ejecutivo “sigue apostando por las energías renovables”, aunque dentro de “un mix equilibrado” que incluye a las centrales nucleares. Así, el pasado mes de diciembre, Soria abría la puerta a que “en el futuro”, el Gobierno pueda ampliar el permiso de operación de la central nuclear de Santa Marái de Garoña, en Burgos, hasta 2019. El cierre está previsto, según un Real Decreto, para julio de 2013. Sin embargo, Soria valoró que no quiere “infrautilizar durante cinco años esa capacidad”. A este respecto, Picardo considera que el mix debe ser "balanceado", porque cree importante la diversificación dejando hueco a todas las energías.

IMPORTANCIA DE LA EÓLICA

En menos de medio año, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ya ha dejado claro que las energías renovables no están entre sus prioridades. De hecho, una de las primeras medidas que tomaba el Ministerio de Industria era la suspensión temporal de los incentivos económicos para las nuevas instalaciones de fuentes de energía renovables. Una suspensión que, según defendían desde el Gobierno, tiene el objetivo de reducir el actual déficit de la tarifa eléctrica que asciende a 24.000 millones de euros.

Picardo ha recordado que la energía eólica está contribuyendo a más de un 0.35% del PIB de España y está dando empleo a más de 35.000 personas. “Es un sector que hay que mimar y cuidar”, ha reclamado. Destaca además que como compañía del sector les “duele de forma especial” porque la energía eólica ha tenido una “historia de éxito en nuestro país”. Prueba de ello ha enumerado los logros que ha conseguido España respecto al sector, consiguiendo “el desarrollo de la energía eólica, creando una industria propia, tecnología propia y consiguiendo atraer a compañías como Vestas”, ha concluido.