Noticias

Zárate: “Existe un importante potencial en los bonos Dim Sum”

Ante un mercado muy cerrado como es China, los bonos Dim Sum es una alternativa de inversión diferente en el mercado de deuda y la única forma que tienen la mayor parte de los inversores para mirar hacia los activos de deuda en yuanes chinos. A la hora de explicar el origen, Ramón Zárate, socio de E+1 EAFI, señala que el nombre viene de “cuál es el emisor (Hong Kong)  y la divisa en la que se lleva a cabo (yuan) y tiene correlación con una comida china”. Como cualquier mercado de capitales tiene un origen monetario, explica Zárate, de alguna manera en China ya había un mercado de depósitos de yuanes para residentes. En 2004, los flujos eran relevantes y dejaron a algunos bancos, previa autorización del Gobierno chino, matiza Zárate, para hacer intercambios en la divisa local.  De esta forma se empieza a diferenciar entre “yuanes domésticos, que se negocian entre los propios residentes y yuanes más convertibles que están abiertos a más flujos”.

 

Como cualquier mercado de capitales, recuerda e experto, los bonos Dim Sum, están sujetos a tres variables: “tipos de interés del país de origen, el rating de emisión y el plazo.  En el caso de este tipo de inversión en renta fija, Ramón Zárate destaca que “son a corto plazo y las emisiones de alta calidad crediticia”. De esta forma, el socio de E+1 EAFI subraya que “se pueden conseguir rentabilidad pero no es tanto el beneificio para el inversor sino es mucho mas para el emisor”.

Pese a la barrea interpuesta para su expansión de carácter  “política ante un gobierno con intervención total de la economía”, Zárate asegura que existe un enorme potencial de crecimiento si permiten que “se deje negociar con un uso mas extensivo una divisa más externa en Honng Kong y se abre la puerta a mercados de capitales”. A corto plazo, Zárate prevé un mayor crecimiento en yuanes”