Noticias

10 falsos mitos de la cirugía láser ocular

1.- Es  una intervención larga y complicada. FALSO.
Una de las principales ventajas de esta intervención ocular radica en que es rápida e indolora. Se realizan con el paciente despierto y dura tan sólo unos minutos.

2.- La cirugía LASIK es dolorosa. FALSO.
No produce ningún tipo de dolor ni durante ni después de la intervención, solo una pequeña sensación de arenilla durante las dos primeras horas. Con el fin de que el paciente este relajado y no sienta nada, el cirujano administra un relajante suave (Lexatin) y gotas anestésicas. El procedimiento es seguro y rápido. 

3.- El Post-operatorio es muy largo. FALSO.
El periodo de recuperación se establece entre 24 y 48 horas tras las cuales el paciente estará haciendo una vida completamente normal. 
Tras la operación, el paciente deberá acudir a  la clínica con  citas periódicas hasta que se le de el alta, con el fin de hacer un seguimiento, después se aconseja revisión una vez al año.

4.- Hay que esperar hasta los 25 años para operarse. FALSO.
“La edad sí es una condición básica para operarse, aunque no hay que esperar hasta los 25 años”, explica Milagros Ramos. La única condición para que el paciente pueda someterse a una intervención ocular es que el defecto sea estable, es decir, es necesario que la graduación del paciente no sufra modificaciones.
Teniendo en cuenta este requisito, nos encontramos que tanto a partir de 18 años como los mayores de 50 pueden ser operados sin problemas, aunque en este último antes de someterse a la operación hay que estudiar que no presenten otros problemas como cataratas o lesiones en la retina.

5.-  Cualquier persona puede someterse a la operación y no hace falta ningún estudio previo. FALSO.
Antes de someterse a una intervención quirúrgica es necesario realizar un estudio previo para conocer las condiciones y especificaciones de cada paciente. Para la cirugía LASIK también es necesario, por ello, lo especialistas siempre realizarán un examen ocular para asegurar el éxito de la intervención de cirugía refractiva.
El estudio previo es totalmente indoloro y suele durar alrededor de dos horas  Entre los aspectos que se estudian se encuentra la graduación exacta y la fisonomía del ojo, la cantidad y la calidad de la lágrima o la topografía de cara anterior y posterior de la cornea. ¡Un análisis completo ayuda a obtener los mejores resultados!

6.- La operación puede tener efectos secundarios negativos. FALSO.
“Si las pruebas preoperatorias están correctas no tiene que haber ningún problema importante en pacientes  que se hayan sometido a cirugía ocular LASIK”, asegura Milagros Ramos. Todos los pacientes intervenidos con cirugía Lasik coinciden en obtener una mejoría inmediata de la visión. 

7.- La miopía regresa después de haberse operado. FALSO.
“La miopía tratada con cirugía refractiva nunca más vuelve a aparecer”, aclaran los expertos de Clínica Coro. Con una intervención sencilla e indolora lograremos que nuestro ojo enfoque con normalidad y evitaremos los dolores de cabeza, visión borrosa, irritación de los ojos, unos efectos muy presentes en pacientes miopes, sobre todo si no van corregidos.
La operación de miopía con láser consiste en cambiar la curvatura de la cornea haciendo que el punto focal se sitúe en la retina y no delante. 

8.- El astigmatismo no se corrige. FALSO.
El astigmatismo es un defecto refractivo que hace que todo se vea deformado o desenfocado, tanto en visión de lejos como de cerca.  Se produce debido a una deformación de la curvatura de la córnea.
En la operación de astigmatismo y gracias a la tecnología LASIK, se remodela la córnea del ojo con el láser eliminando las irregularidades y proporcionando la curvatura correcta.  De esta forma, tras la operación de astigmatismo, el ojo puede formar la imagen sobre la retina de correctamente. Si además de astigmatismo tiene miopía o hipermetropía también se corregirá en la misma intervención.

9.- Da igual la clase de láser con la que te operes. FALSO.
La tecnología LASIK es una tecnología que permite un gran margen de precisión, control, seguridad y se puede aplicar en la mayoría de pacientes. Pero no es lo mismo operarse con un láser de última generación que con uno de hace 10 años, la tecnología avanza rápido.

10.- La cirugía LASIK es cara. FALSO.
La cirugía LASIK es una de las técnicas más asequibles dentro del mundo de la cirugía ocular. En los últimos años los costes han disminuido y los beneficios de una operación son mucho mayores. Con una simple intervención nos ahorramos el coste de las lentes o de las gafas.
La cirugía LASIK es una inversión a largo plazo que mejorará la calidad de vida de todos aquellos que decidan realizarse la operación.