Noticias

“El consumo moderado de frutos secos no aumenta el peso y resulta saludable”

Para mejorar la salud del corazón, el punto principal a tener en cuenta es la necesidad de aumentar el  consumo de alimentos que contengan grasas insaturadas, como pueden ser las verduras, fruta, soja, aceite de oliva o el pescado azul, eso sí, todo en su justa medida.
En nuestra dieta hay que añadir también frutos secos. Este tipo de alimento siempre ha estado vinculado con el aumento del peso, pero la Profesora de Nutrición en la Facultad de Farmacia de la UCM lo desmiente. Además, Rosa Ortega propone un vasito de vino al día “hay estudios que demuestran que las personas q toman un vaso de vino al día tienen más esperanza de vida”.
Por tanto, nuestra dieta debe estar compuesta de todo tipo de alimentos, sustituyendo los que contengan más grasas saturadas, por otros que aporten mayores cantidades de grasas insaturadas.