Noticias

Los expertos alertan sobre la baja tasa de lactancia materna

Como resultado de una reciente encuesta entre 2.266 profesionales de la salud de 106 países, que consideran las bajas tasas de lactancia materna como un “problema de salud pública”, los delegados se comprometen a dar los pasos necesarios para alinear las políticas de salud en cuanto a lactancia materna. Las delegaciones han acordado que ese abordaje conjunto podría mejorar las tasas de lactancia materna para 2015.

Estas son las principales conclusiones del Global Breastfeeding Summit, coorganizado por The Excellence in Paediatrics Institute y el Philips Center for Health & Well-being, que ha tenido lugar en Madrid. La cumbre ha reunido a instituciones internacionales, profesionales de la salud del campo de la pediatría y a 9 delegaciones nacionales de expertos para desarrollar un plan de acción concreto que mejore la situación de la lactancia materna de aquí a 2015.

La lactancia materna es de vital importancia par el desarrollo saludable del recién nacido. A pesar de que muchos países apoyan la recomendación de la OMS de que los niños deben alimentarse exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida, diferentes estudios demuestran que actualmente, tanto en países desarrollados como subdesarrollados, las tasas no son todo lo buenas que debieran.

En la primera Cumbre Global sobre Lactancia Materna los delegados han acordado un plan de acción internacional a tres años y una hoja de ruta dirigida a superar las barreras que las madres tienen que afrontar con respecto a la lactancia materna. También han señalado tres prioridades para lograrlo:

1. Para superar una de las principales barreras a la lactancia materna, los delegados han hecho un llamamiento a las empresas para facilitar la lactancia materna en los lugares de trabajo, y han resaltado el beneficio que esto supone tanto para las madres como para los niños, así como para reducir el absentismo laboral y aumentar la fidelidad de los empleados.

2. Las delegaciones han hecho un llamamiento unánime para mejorar la formación a los profesionales de la salud de diferentes especialidades (incluyendo pediatras, neonatólogos, profesores de preparación al parto, ginecólogos, matronas, enfermeras pediátricas) para que informen a las madres o futuras madres de los beneficios de la lactancia materna.

3. Los expertos están de acuerdo en que los organismos públicos, en muchos países, necesitan implantar un grupo de trabajo o coordinador nacional sobre lactancia materna que pueda desarrollar políticas y campañas efectivas para mejorar las tasas de lactancia materna.

La baja tasa y duración de la lactancia materna, un “problema de salud pública”

Los asistentes a la cumbre han resaltado las principales barreras que frenan la lactancia materna. Una encuesta global sobre lactancia materna (Global Breastfeeding Survey) entre más de 2.000 profesionales del campo de la pediatría realizado por el Excellence in Paediatrics Institute (EiP), y presentado en la cumbre, muestra los obstáculos fundamentales que encuentran las mujeres para la lactancia materna: 1) una disminución de la producción de leche, 2) la falta de concienciación y de información sobre la lactancia materna, y 3) la necesidad de las madres de volver al trabajo. La encuesta revela que el 60% de los profesionales de la salud considera que la lactancia materna insuficiente es un problema de salud pública, especialmente en Estados Unidos, Méjico y el Reino Unido.

Los resultados señalan además que existe una falta información a las madres, tanto antes del nacimiento como una vez que el bebé ha nacido, sobre cómo mantener la lactancia materna, además de una necesidad de fomentar el apoyo a las madres que tienen que volver al trabajo.

Una encuesta de 2011 realizada por el Philips Center for Health & Well-being entre 4.000 madres de todo el mundo confirma los resultados de la Global Breastfeeding Survey, y señala que aunque el 94% de las mujeres quiere mantener la lactancia materna, muchas la abandonan antes de que el bebé cumpla los seis meses. La encuesta destaca los dos retos más comunes a los que se enfrentan las madres para mantener durante más tiempo la lactancia materna: la disminución de la producción de leche y la falta de tiempo, este último íntimamente relacionado con la vuelta al trabajo.

Tres prioridades para la hoja de ruta 2013-2015

Los expertos de la cumbre han analizado las percepciones tanto de profesionales como de madres y han debatido las necesidades que existen entre ellos, así como las acciones prioritarias para desarrollar una estrategia a tres años que mejore las tasas de lactancia materna para el 2015.

La delegación española se ha comprometido a trabajar en tres direcciones. Para la Dra. Marta Díaz, coordinadora del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, y jefe de la delegación española de la cumbre “es preocupante que el 50% de los profesionales de la salud en España aun no perciben las bajas tasas de lactancia materna como un problema de salud pública. Alcanzar el 100% de concienciación, -señala la Dra. Díaz- debe ser el principal objetivo en nuestro plan de acción para los próximos tres años. Para lograrlo es crucial trabajar para mejorar la formación de los profesionales de la salud, unificar las guías de lactancia materna, y lograr el desarrollo de una política de apoyo a la lactancia materna a nivel nacional, con un responsable en el Ministerio de Sanidad”.