Noticias

Glenrothes, lujo de Escocia

En las destilerías escocesas saben como nadie maltear la cebada, tostarla, destilarla dos veces y dejarla envejecer en barricas de roble durante muchos años para, después, embotellarla y sacarla al mercado como uno de los mejores placeres que podemos encontrar.

Se trata del whisky de malta, añejado un mínimo de 12 años, como lo hace Glenrothes. Y así nos lo explicó la Brans Ambassador de la marca en España, Carolina Gómez, quien pasó por los micrófonos de Edición Limitada.

Cada uno disfruta del whisky como le apetezca, con hielo, con agua, con un buen habano. Estas cosas que la naturaleza nos ha dado hay que saber disfrutarlas con toda su intensidad. Ahora, o dentro de unos cuantos años… Glenrothes ha sacado al mercado algunas botellas de cosecha del 75. Para los paladares más exquisitos.