Noticias

Internacionalización y tecnología, los grandes retos de nuestro mercado textil

 

Vivimos momentos clave para el sector, momentos de crisis en los que es necesario atraer  a compradores internacionales y desarrollar alternativas de comercio que aprovechen al máximo las nuevas tecnologías. Con el objetivo de concienciar sobre ello, se ha celebrado estos días el Salón Internacional de la Moda de Madrid. Francesco Malatesta, director del evento, ha explicado que uno de los objetivos prioritarios del evento ha sido “traer compradores internacionales clave de mercados que interesan”. Y es que en su opinión, hay que crear una plataforma no solo comercial, “también de información sobre hábitos de compra, hábitos de venta y de como se desarrolla el mercado”. Reconoce que “son momentos de cambios dificiles para algunos que están en una fase de entender hacia donde se tienen que orientar”, una situación muy influenciada por la impresionante proliferación en los últimos años de cadenas low cost y fast fashion.

 

Este fenómeno ha provocado, en opinión de Malatesta, un menor protagonismo a la tienda multimarca independiente. “Los grandes almacenes han diversificado su actividad, se han especializado en crear espacios que alquilan a otras marcas”, una situación que según su visión, ha provocado que el mercado independiente se encuentre bastante desorientado. Por ello, Francesco Malatesta anima al sector a “ocupar los espacios libres que dejan las grandes cadenas”, lo que implica incorporar la tecnología a sus procesos de ventas y sobre todo definir su estrategia y proceso comercial.

 

Malatesta también ha querido destacar la importancia promover en el sector un enfoque más internacional. “No podemos mirar solo al mercado español, hay que empezar a mirar a Europa, por eso en el salón tenemos visitantes de Francia, Italia, Sudamérica, Japón, Emiratos, etc”. En su opinión son países que vienen “buscando un producto distinto”, por lo que las marcas tienen que empezar a tenerlo en cuenta y empezar a venderse . Una labor en la que la promoción es fundamental. Además recomienda “no enseñar solo lo que se va a vender, también hay que enseñar y transmitir el concepto, lo que es capaz de hacer a nivel de diseño, un estilo”.