Curiosidades {DF}

Las manías más sorprendentes de los famosos

GTRES
GTRES

Lady Gaga viaja con 28 autobuses en sus tours, 140 personas y el mismo número de mesas, sillas, vasos y platos en el backstage. Durante sus giras, viaja con su novio pero se niega totalmente a dormir con él en los hoteles donde se hospedan. Siempre reserva dos habitaciones: una para ella y otra para él. Los miembros de su equipo tienen que sostenerle el móvil para evitar las radiaciones cancerígenas o consolarla cuando le entran ataques de llanto antes de sus conciertos o incluso a asegurarse de que en el camerino de la cantante haya siempre un tanque de oxígeno. Además, nunca se echa ella misma una bebida en un vaso o se sienta en una silla donde se haya sentado antes otra persona.

Axl Rose, cantante, compositor y músico estadounidense mayormente conocido por ser el cantautor del grupo Guns N’ Roses exigió que las habitaciones estuvieran repletas de rosas, botellas de champagne y chocolates. Además solicita un equipo de médicos que esté a su disposición las 24 horas del día por si tienen algún problema al consumir las drogas que también exige.

Jennifer López sólo come tortillas hechas de clara de huevo y exige que en los hoteles donde se hospeda no haya alimentos insanos que la tienten y se lleva sus propias sábanas porque no puede dormir en telas hechas con menos de 250 hilos. Solicita, si fuese necesario, que cambien la iluminación de la habitación del hotel y exige un sillón especial para maquillarse. El hotel, además, debe garantizarle una habitación donde todo sea blanco (paredes, mesas, sillas, flores…).

Cuando se aloja en un hotel, Rihanna exige que su estilista viaje con ella y esté disponible en todo momento. Su pasión por las chucherías y la comida basura la llevó a ordenar una vez que le enviaran volando a su hotel catorce paquetes de galletas Oreo, cuatro bolsas de patatas fritas con sabor a queso, nueve botes de helado y seis pizzas familiares.

Madonna hace cambiar el wc del baño de sus habitaciones de hotel antes de usarlo por primera vez, y pide que lo destruyan cuando se marcha para que no puedan venderlo. También exige que apaguen las luces de los jardines de los hoteles por la noche para ver mejor las estrellas.

Gérard Depardieu se cuela en las cocinas de los hoteles donde se hospeda para copiar a los chefs las recetas.

Mariah Carey es capaz de pedir sales del Mar Muerto para hacerse un peeling en cualquier momento.

Katy Perry suele robar las almohadas de todos los hoteles donde se aloja. Al parecer su colección ya cuenta con más de 200.

Britney Spears pide que las ensaladas de camarones y langostinos estén disponibles las 24 horas del día, caramelos y chicles.

Luis Miguel allí a dónde va pide alojarse en la suite presidencial o de lujo con toallas completamente blancas, velas con olor a vainilla, camilla de masajes, una bicicleta para hacer ejercicio y un chef exclusivo que le cocine comida turca y ensaladas exóticas.

Luciano Pavarotti suele exigir una cocina con un sinfín de “condimentos” a su disposición en las suites donde se hospeda.

Carlos Santana requiere una habitación con inciensos de la India y esencias de Jalisco.

Nicole Kidman lleva a los hoteles sus propias sábanas acompañadas de unas indicaciones para que sepan cómo debe estar hecha su cama.

Paris Hilton exige un grupo de guardaespaldas con permiso para llevar armas y a su servicio las 24 horas, un todoterreno, una habitación repleta de velas y flores, un espejo de cuerpo entero y aperitivos de marisco.

Woody Allen, por su terror a la muerte y a los accidentes, duerme con los zapatos puestos y se toma la temperatura cada media hora.

Ricky Martin exige que en su camerino y habitación de hotel siempre haya toallas blancas, agua Perrier con gas y Evian sin gas, ostras y sushi, y además viaja acompañado de un equipo de ocho masajistas.

Julia Roberts exige siempre bañarse con agua mineral porque su alto nivel de minerales es muy bueno para la piel.

Miguel Bosé pide una tabla de planchar en cada una de las habitaciones de los hoteles donde se aloja.

En la habitación de Chayanne no puede faltar fruta propia de su Puerto Rico natal y litros de “jugos recién exprimidos”, velas por todos los rincones y jabones de glicerina y avena. Y en el plano más intelectual, demanda un intérprete nativo dependiendo del país que visita y cuando no conoce el idioma.

Miley Cyrus cuando está en un hotel que no permite animales domésticos, trata de colarlos sin que se den cuentan…

David Beckham padece desorden obsesivo compulsivo, enfermedad que le obliga a mantener su ropa perfectamente ordenada por colores, a comprarse 30 pares de calzoncillos cada quince días y a tener los alimentos de la nevera a pares.

Jean Paul Gaultier toma alrededor de 60 zumos al día.

¿ Y si tu fueras famoso que pedirías?